Sunday, October 17, 2010

NO PUEDEN VER A CHILE FELIZ....

la-mano-de-dios
Angélica Mora

Nueva York

Apuntes de una periodista

Ya comenzaron a "verle el ojo a la papa", como diría un chileno y comenzaron a enturbiar el cielo azul de la Patria y llenarlo de nubes grises.

La prensa izquierdista, que nunca descansa, comenzó a echarle agua a la alegría haciendo comparaciones y analizando el actual clima de euforia que vive Chile, luego del espectacular rescate de los 33 mineros, quienes permanecieron sepultados en las entraña de una mina por más de dos meses.

A la alegría han asomado el espectro del general Augusto Pinochet, en una forma de ensombrecer el triunfo del Presidente Sebastián Piñera.

Pero "el tiro les ha salido por la culata" ya que con gran sobriedad los chilenos han reconocido que no podrían tener lo que hoy están gozando, paz y prosperidad, si los militares chilenos no hubieran tomado el poder el 11 de septiembre de 1973, en un acto de cirugía radical y dolorosa que cortó de raíz el cáncer del comunismo, que estaba extendiendo sus tentáculos en el corazón del gobierno de Salvador Allende.
Fidel Castro había visitado Chile y se había quedado por tres meses, sobándose la barba y paladeando el poder de su aliado, soñando con la perspectiva de contar a Chile como su conquista más preciada.
El tirano de Cuba se quedó con las ganas, todavía más luego del triunfo de Sebastián Piñera en noviembre pasado frente a la Concertación... y la desviación -una vez más- de Chile de la ruta hacia el socialismo siglo XXI que pregona e impone Hugo Chavez y su Bandita, para acabar con libertades y riquezas.

Así que, dejen a Chile tranquilo, con un Presidente que va bien:
Solucionó la huelga de los mapuches, conflicto que tenía siglos de arrastrarse sin que nadie pensara en arreglarlo.
Encaró con entereza los estragos del terremoto de febrero, que dejó a medio país por el suelo y hoy lo está levantando a niveles de prosperidad increíbles.
Se lo acaba de jugar todo por la vida y rescate de los 33 mineros y sus primeras emocionadas palabras fueron dar gracias a Dios, en un mundo ateo que no cree en milagros.
Los chilenos somos creyentes y hoy nos apegamos aún mas a Dios, Quien ha tenido misericordia y nos seguirá protegiendo.
Por eso, no hagan más olas en nuestra alegría.

No comments:

Post a Comment