Monday, November 22, 2010

A CABALLO MUERTO, DEPREDADORES ALERTAS

¡Hambre!

a_cabm

Cubamatinal/ La madre Naturaleza tiene múltiples recursos para sanear el medio ambiente. Las especies se alimentan entre sí con los restos de sus cohabitantes. Pero esta ley se rompe en Cuba, cuando los policías deben custodiar cualquier tipo de animal grande que muera y su cadáver se encuentre expuesto a la intemperie. Foto tomada por la autora.

Por Amarilis C Rey

La Habana, 20 de noviembre/ PD/ El 19 de agosto, dos personas montadas en una pequeña carreta tirada por un caballo, tipo de vehículo de transporte privado que en Cuba se le llama “araña,” colisionaron contra un camión. El accidente se produjo en la carretera de Santiago de las Vegas, en el municipio capitalino de Boyeros.

Jesús Hernández, vecino del lugar, afirmó que el caballo parecía desbocado minutos antes del impacto y que cayó muerto al momento del golpe.

“De las personas que venían en la araña – dijo – uno era Leonel, el dueño del caballo, y el otro un amigo. Fueron llevadas a un policlínico cercano, donde tuvieron que esperar tres horas a que llegara una ambulancia para hacerles las pruebas en un hospital.”

Afirma Hernández que transcurridos escasos minutos del suceso, que se produjo a las 3 p.m. de ese día, un policía del tránsito llegó al lugar y apostado con su motocicleta custodió el cadáver del animal hasta las 12 de la noche en que dieron la orden de quemarlo.

Se pudo conocer, además, que autoridades de la zona propusieron al dueño del caballo donar los restos del animal para los leones del Zoológico. Pero se negó, alegó que no querían pagarle nada por el “donativo”, aseguraba que los caballos cuestan caros.

Otro hecho parecido, pero con más suerte para los vecinos del lugar, se produjo hace algún tiempo, cuando residentes del municipio Arroyo Naranjo descuartizaron y se comieron un caballo que murió por causas desconocidas.

Pedro Castro, testigo del suceso, afirmó en ese entonces que en un sitio conocido como El Polígono, en la barriada de Párraga, varios agentes de la policía depositaron el cuerpo del animal muerto, y le colocaron algunos neumáticos viejos arriba. Le rociaron combustible, prendieron fuego y se marcharon del sitio.

“Tan pronto se alejaron los agentes - contó-, alrededor de veinte personas que observaban el procedimiento a cierta distancia del lugar, se precipitaron sobre el caballo muerto, lo voltearon para apagar el fuego y comenzaron a descuartizarlo para llevarse porciones de carne a sus casas.”

Agregó que el descuartizamiento se produjo tan rápido que otro grupo de personas que corrió hacia El Polígono en busca de carne de caballo no encontró nada.

Por su parte, otro participante del festín, Raúl Álvarez, dijo en aquel momento: “Hacía mucho tiempo que no comía carne de ningún tipo. El caballo estaba riquísimo.”

Hace 49 años que la carne de ganado mayor fue racionada a través de la llamada libreta de abastecimiento, pero hace cerca de dos decenios que la población no la puede adquirir de forma legal a no ser en el mercado en divisas y con precios prohibitivos.

No comments:

Post a Comment