Monday, November 22, 2010

MADRA CUBANA PIDE POR SU HIJO

huelguistas
Fotos: Rosario Morales Rosa.

22-11-2010.
Magaly Norvis Otero Suárez
Reinier Bicet Morales junto al prisionero político Egberto Ángel Escobedo Morales también en huelga de hambre en la sala de penados del hospital nacional Combinado del Este en el mes de noviembre del 2010.
La Habana. Rosario Morales la Rosa es integrante de una organización racial que exige al gobierno el cese del racismo en Cuba. Lucha por el derecho de la mujer negra a no ser discriminada y que se respeten los derechos humanos así como la libertad de opinión.

Charito, como todos sus amigos le dicen, tiene hace algunos meses un hijo preso. Su nombre Reinier Bicet Morales. Fue repatriado desde un buque de los Estados Unidos el 9 de mayo. El 5 de septiembre se declaró en huelga de hambre en la prisión 1580, luego lo trasladaron a la cárcel Combinado del Este y permanece en una sala del hospital.

Enfrentarse al régimen castrista, como le llama, le ha traído a Charito por consecuencia decenas de arrestos y golpizas. Ha recurrido a la huelga de hambre en varias ocasiones.

Charito cuenta que “Reinier Bicet tiene 26 años de edad y se encuentra injustamente preso”.

“Hace 46 días renunció a los alimentos, de ellos 12 lleva sin tomar agua porque fue golpeado cuando lo sacaron a la fuerza del hospital de reclusos del Combinado del Este por el jefe de control interno de apellido Sosa”.

El militar “lo golpeo fuertemente por el cuello, lo tiró contra la pared, lo esposó y lo llevó a una celda de castigo para que desistiera de la huelga”.

El lunes 15 de noviembre Charito se personó en la prisión y después de esperar casi 5 horas le permitieron verlo. “Mi hijo fue trasladado desde la celda donde se encuentra hasta el local donde me dieron la visita en una ambulancia con un enfermero porque ya no puede valerse de sí mismo. Ha perdido 38 libras de peso”.

“Ya tiene muchos dolores en las articulaciones, calambres y pierde el conocimiento frecuentemente. Y aun así le han negado toda la asistencia médica”.

A pesar de que Reinier Bicet está muy mal, “se mantiene firme exigiendo lo liberen”.

“Ha perdido la piel de los labios, las manos y los pies. Está muy débil, me tiene que escribir las cosas porque apenas puede hablar”, aseguró.

Charito a realizado protestas en lugares públicos con carteles en los que exige justicia. En la Plaza de la Revolución y el Consejo de Estado presentó varias quejas de las que sÓlo ha tenido promesas. Fue golpeada por policías que custodian la Plaza para quitarle un cartel que decía justicia.

El gobierno cubano prohíbe las manifestaciones independientes y no permite que nadie proteste o escriba frases en su contra o de reclamos y exigencias.

Charito hace un llamado a las organizaciones nacionales e internacionales “que por favor intercedan por mi hijo para que lo lleven a un hospital y le brinden atención médica requerida”.

Ya que según ella fue testigo de que “lo tienen en una celda sin colchón, sin avituallamiento y en condiciones pésimas”.

En este mismo lugar permanece el prisionero político Egberto Ángel Escobedo Morales en huelga de hambre.

“El teniente coronel Reinaldo, jefe de la prisión me dijo que él no quería tenerlo allí pero que los agentes de la Seguridad del Estado lo trajeron para allí. Además me dijo que él no se hacía responsable de nada de lo que le pudiera suceder”.

No comments:

Post a Comment