Sunday, November 28, 2010

Y NOSOTROS ¿QUÉ?

202888.embedded.prod_affiliate.84
26-11-2010.
Julio César Gálvez
Ex Preso de Conciencia de la Causa de los 75
(www.miscelaneasdecuba.net).- El cardenal Jaime Ortega Alamino acaba de pasar por España. Durante su estancia en la capital española se entrevistó con la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación Trinidad Jiménez y almorzó con Miguel Angel Moratinos, quien fuera relevado de su cargo en Exteriores recientemente.

Por más que he buscado la información de lo hablado o acordado entre ambas partes nada he podido encontrar. Silencio por ambas partes, incluso lo poco que se ha publicado al respecto señala el interés de mantener en el mayor de los silencios la visita del prelado cubano por tierras españolas. Según han comentado su visita era con el fin de conocer de cerca la situación de los ex prisioneros cubanos actualmente desterrados en España y la de sus familiares, así como la posibilidad de nuevas excarcelaciones y su acogida por parte de las autoridades española.

¿Pero que le pueden haber informado Trinidad Jiménez y Moratinos al cardenal cubano acerca de los desterrados cubanos actualmente en España, cuando ellos ni tan siquiera se han dignado a responder o declinar las solicitudes enviadas por los cubanos para un encuentro donde plantearles las dificultades por las que atraviesan ? O será como el caso del señor ministro de Interior de España, Rublcaba, que según la prensa española plantea " que sabe todo de todos ", y por esa razón no se nos ha condecido el estatus de refugiado político, ignorando que fuimos sacados de la celda de una prisión para montarnos en el avión y traernos desterrados para España, mediante un acuerdo tripartito entre la Iglesia Católica Cubana y el gobierno de España con el régimen que tiraniza a Cuba desde hace más de 50 años. ¿Es tanto lo que hay que averiguar sobre nosotros o no se contó con él a la hora de los acuerdos ? ¡Saque usted sus propias conclusiones ¡

El papel de la Iglesia Católica Cubana es positivo, después de muchos años de olvido de los sufrimientos de su propio pueblo. Es el momento de exigir a los gobernantes cubanos el cumplimiento de lo acordado y que acaben de liberar a los prisioneros de conciencia de la Primavera Negra del 2003 en Cuba que se han negado a salir de la tierra que los vio nacer. ¿ O continuan como rehenes en las cárceles castristas ? ¿ O nuevamente los dirigentes del Socialismo Tropical Cubano se vuelven a burlar de todo y de todos ?

El pasado 7 de julio el presidente Raúl Castro se comprometió con el cardenal Jaime Ortega a liberar a los 52, de los 75 que permanecían en prisión, y el día 20 del propio mes Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional, afirmó en Ginebra, que los liberados si lo desean pueden permanecer en la isla, mientras que al día siguiente, 21 de julio del 2010, el señor Miguel Angel Moratinos, a la sazón ministro de Relaciones Exteriores y Cooperación de España, ratificaba en Madrid lo dicho el día anterior por Alarcón. ¿ Quién dijo la verdad ? ¿ Por qué no se ha cumplido lo expresado públicamente ? Es más de lo mismo de siempre.

Su excelencia bien pudo sostener un encuentro con los cubanos desterrados, los que mayoritariamente profesamos la fe cristiana, y así conocer de primera mano la situación por la que están atravesando. ¿ Se olvidó de atender y hablar con sus ovejas o no tuvo tiempo disponible para ello ? Es lamentable que no se diera el encuentro.

Los anunciados cambios del régimen cubano son pura fachada. Solo basta señalar lo expresado por el canciller Bruno Rodríguez Parrilla al conocer el voto de los 27 cancilleres de los países miembros de la UE: " No le reconocemos autoridad moral ni política alguna para criticar en materia de derechos humanos ". " Ya veremos, los hechos dirán... Pero la Unión Europea sueña si cree que podrá normalizar las relaciones con Cuba, existiendo la posición común ", mientras dentro de la isla la inestabilidad política y económica aumenta por día y se ensaña con la sufrida población.

El aumento de la represión y el terror se intensifica contra los disidentes y todo el que discrepe del discurso oficial. El tiempo continúa pasando y los acuerdos van quedando a medias. El gran ganador es la dictadura castrista, quien trata de mejorar su imagen internacional con la ayuda del gobierno de España y la Iglesia Católica Cubana. Pero no siempre le saldrán las cosas bien al desgastado régimen de la Habana. ¡ Tiempo al tiempo ¡

No comments:

Post a Comment