Monday, June 27, 2011

CUBA: INFORME DE HABLEMOS PRESS SOBRE REPRESIÓN CONTRA CORRESPONSALES Y COLABORADORES

27-06-2011.
Centro de Información Hablemos Press

(www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana. Comunicamos a organizaciones internacionales de derechos humanos, y de protección a los periodistas en el mundo, que ha continuado la escalada de represión de las autoridades cubanas contra corresponsales y colaboradores del Centro de Información Hablemos Press.


El 18 de junio, Calixto Ramón Martínez Arias, corresponsal, fue detenido nuevamente en las cercanías del poblado Managua en La Habana y deportado a la ciudad de Camagüey.

Es la octava deportación del corresponsal hacia esa provincia donde no tiene familiares, sólo una dirección que lleva en su carnet de identidad desde hace más de diez años, debido a que las autoridades se han negado a que se legalice en La Habana.

Informa Martínez Arias, liberado en la noche del 22 de junio en Camagüey, que un Teniente Coronel del Centro Alternativo de Procesamiento Penal, ubicado en las inmediaciones del Zoológico Nacional, en el municipio Boyeros, le rompió el carnet de identidad y lo amenazó con darle varios tiros en la cabeza si regresaba a esa unidad policial especializada en la clasificación de personas declaradas ilegales en la capital.

Aclaramos que, el 16 de mayo, agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) arrestaron a Martínez Arias, cuando caminaba por un parque en el reparto Calabazar de Ciudad de La Habana. Fue liberado 72 horas después por orden de un oficial de la Seguridad del Estado sin que se le dijeran las causas de la detención.

Yoandris Gutiérrez Vargas, corresponsal en Bayamo, ha sufrido dos detenciones, el 17 y 22 de junio, al encontrarse reportando los sucesos de la familia de Jorge Cervantes en Santiago de Cuba.

Dos prisioneros que colaboran con Hablemos Press (Alexander Suárez Torres y Carlos Amir Cárdenas Cartaya) fueron trasladados en esta semana de prisiones en La Habana para Camagüey por orden de la Seguridad del Estado, informaron militares a los citados.

Jorge Félix Otero Morales, otro prisionero condenado a cadena perpetua y que reporta desde la cárcel Kilo 9 en Camagüey ha sido confinado en celdas de castigo por darnos información, al igual que Ramón Arias Acosta de la cárcel El Típico de Manzanillo-Granma.

El 14 de junio, Jorge Alberto Liriano Linares, corresponsal en Camagüey, quien se encontraba de visita en nuestra sede, ubicada en la calle Santa Marta 394 en Centro Habana, fue detenido por la policía represiva al regresar a Camagüey, su ciudad de origen.

Liriano fue trasladado a la unidad policial de Zanja donde permaneció hasta el día 15 en la madrugada. “Luego de un intenso interrogatorio que me realizó un agente de la Seguridad del Estado que me rompió mi carnet de identidad y me borró toda la información que portaba en mi memoria USB y en la cámara fotográfica, me deportaron para aquí”, informa Liriano desde Camagüey.

El 7 de junio, una mujer le salió al paso a Magaly Norvis Otero Suárez, redactora de Hablemos Press, en la intercepción de las calles Línea y L en el Vedado y le profirió ofensas sobre su vida personal.

“Me dio detalles que sólo puede saberlo la Seguridad del Estado que me espía y lo hacen con el objetivo de desestabilizarme sicológicamente, eso mismo le han hecho a muchas Damas de Blanco”, señala Magaly.

El 9 de abril, el domicilio de Jaime Leygonier Fernández, periodista de Hablemos Press, ubicado en la barriada de Santo Suárez, en La Habana, fue apedreado. “Los hechos se desataron al caer la noche” y sucedieron un día después que el cronista lanzara en un artículo fuertes críticas al régimen.

Carlos Ríos Otero y Sandra Guerra han sufrido la persecución y amenazas de agentes de la Seguridad del Estado y la policía nacional.

Desde el 13 de abril a la fecha, 14 corresponsales de esta agencia han sido amenazados por agentes de la Seguridad del Estado por realizar su labor periodística, 10 de ellos detenidos provisionalmente, uno, Enyor Díaz Allen, de Guantánamo golpeado por dos simpatizantes del régimen que le fracturaron un brazo.

En las últimas semanas, colaboradores de Hablemos Press en todo el país, se quejan que al llamar a la agencia le sale la voz de una persona desconocida para ellos y los insulta, así como recibimos llamadas a nuestros teléfonos celulares de ciudadanos que nos amenazan.

Denunciamos estos hechos que son ejecutados por enemigos de la libertad de expresión en la isla, y que tratan de impedir a toda costa que realicemos nuestra labor que puede ser leída en www.cihpress.com.

No comments:

Post a Comment