Wednesday, December 21, 2011

EL REGIMEN CUBANO NO CREE EN LA NAVIDAD

Denuncian aumento de represión en Cuba
Juan Carlos Chavez

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), radicada en La Habana, alertó a la comunidad internacional sobre la represión política contra el movimiento opositor. En un informe parcial de diciembre adelantó que hasta el momento se han registrado 388 detenciones temporales, la mayoría con uso desmedido de fuerza.“Estamos muy inquietos por el aumento de lo que se llama represión política de baja intensidad consistente en detenciones por horas, días o semanas”, dijo Elizardo Sánchez, director de la ilegal CCDHRN.Los reportes de violencia policial pocas veces pueden ser verificados de forma independiente debido a que las autoridades cubanas imponen obstáculos al flujo de la información y niegan cualquier hecho de violencia.Pero según los datos del CCDHRN, de enero a noviembre en Cuba se han registrado más de 3,170 arrestos por parte de la policía y agentes de la Seguridad del Estado. La cifra representa 800 casos más que todas las detenciones temporales monitoreadas en el 2010.El nivel de acoso policial ha generado el rechazo de organismos de derechos humanos y gobiernos democráticos. El Departamento de Estado de Estados Unidos ha señalado consistentemente que la calidad de las libertades individuales en Cuba es “pobre”. Recientemente aseguró que el gobierno cubano continúa limitando los derechos fundamentales, incluyendo los relativos a la libertad de expresión, de prensa y de asamblea pacífica.El recrudecimiento de la violencia coincide con una referencia aprobatoria a los ataques masivos en plazas y vías públicas pronunciada explícitamente por Raúl Castro durante la clausura del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, en abril de este año. Cuba ha registrado un aumento significativo de intentos de protestas antigubernamentales en medio de una espiral de violencia y procesos sin respaldo jurídico para silenciar a la disidencia. En lo que va de año, los tribunales cubanos han sentenciado a ocho opositores a condenas de hasta cinco años.El pasado 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, se produjo una oleada de detenciones masivas y actos de hostigamiento contra activistas y periodistas independientes. El grupo de las Damas de Blanco, madres y esposas de presos políticos, fue hostigado por turbas progubernamentales frente a la sede de la agrupación.En la víspera, los ex presos políticos Angel Moya y José Daniel Ferrer fueron arrestados el 2 de diciembre tras intentar organizar una marcha pacífica en la ciudad oriental de Palma Soriano. En la demostración al menos cinco opositores acabaron con heridas en la cabeza, golpes en los ojos y otras lesiones. Moya y Ferrer integran el Grupo de los 75, disidentes condenados en el 2003 durante la ola represiva conocida como la Primavera Negra, destinada a silenciar las voces críticas y los pedidos de elecciones libres. Una foto de la redada en la que participaron unos 46 disidentes muestra al opositor Henry Perales, de 27 años, con dos heridas en su cabeza afeitada que necesitaron nueve puntos de sutura. En otra imagen se ve a Abraham Cabrera con una herida de un punto en la frente.El operativo policial en Palma Soriano fue una de las operaciones policiales contra los disidentes más duras y de mayor escala de los últimos años. Todos los opositores fueron puestos en libertad horas o días después; aunque uno de ellos permaneció detenido 12 días sin que le fueran formulados cargos.Perales aseguró el lunes que presentará una demanda formal contra su agresor, quien lo golpeó salvajemente con una herramienta cuando era trasladado en un autobús.En una entrevista telefónica desde La Habana, Perales, esposo y padre de dos hijos, declaró que sufre de mareos e intensos dolores de cabeza por la gravedad de las lesiones sufridas. “Fue un ataque cobarde cuando la policía ya me estaba golpeando sólo por gritar a favor de los derechos humanos”, indicó Perales, miembro de la ilegal Unión Patriótica Cubana.Sánchez dijo que Perales no murió “de milagro”. Recordó que el agresor no tuvo ningún problema en utilizar una herramienta de más de un kilogramo de peso. Sánchez se mostró cauteloso con el desarrollo de la demanda porque, según explicó, los tribunales de justicia son plataformas y engranajes del “dominio castrista”. Dijo que insistirán en la responsabilidad política y moral de las autoridades.“Sería un milagro que acojan la demanda”, manifestó Sánchez. “Pero vamos a seguir apoyando a Henry desde el punto de vista jurídico para respaldar la acusación contra el agresor, que fue agente de la Seguridad del Estado cubano”.

No comments:

Post a Comment