Tuesday, July 24, 2012

CÓMO MATAR UN RUISEÑOR


24/7/2012
Habría que sorprenderse de la buena suerte del régimen de la Habana, que se quita -en menos de un año- a dos de las más prominentes figuras opositoras: Laura Pollán primero y ahora de Oswaldo Paya Sardiñas.




Por Angélica Mora

DIARIO DE AMÉRICA

Los detalles todavía son confusos en la muerte de Oswaldo Payá Sardiñas.
La diáspora cubana está exigiendo esclarecer “las circunstancias oscuras” del accidente de tránsito del domingo en Cuba en el que murió el opositor y Harold Cepero, otro disidente, ya que muchos aseguran que fueron víctimas de un posible atentado y por lo mismo debe ser exhaustivamente investigado, de preferencia, con ayuda internacional.
 Con varios antecedentes de persecuciones de los disidentes, es difícil eximir de culpa al gobierno cubano en el choque que le costó la vida al líder opositor del Movimiento Cristiano Liberación y al opositor Cepero.
Hay dudas con respeto a cómo se produjeron los hechos. La esposa de Payá, Ofelia Acevedo,  relató que amigos desde el pueblo de Bayamo le comunicaron a los familiares en España sobre el accidente.
En el mensaje dijeron: "Hay tres personas en el hospital y una cuarta ausente (...) fueron asediados por un carro que los sacó de la carretera”.
Ella se enteró del modo más cruel posible al llamar al celular de Payá:
El teléfono fue contestado por un policía quien le dijo  "el teléfono estaba sonando y lo tomé del bolsillo del fallecido”.
Hubo otras ocasiones de acoso por parte de patrullas policiales a los vehículos donde se desplazaba Payá y otros opositores.
Para saber los detalles hay que esperar las declaraciones públicas de Ángel Carromero Barrios de España y Jens Aron Modig de Suecia.
Ellos fueron testigos directos del accidente, por lo que sus embajadas les están dando la debida protección.
El cónsul general de España en La Habana, Tomás Rodríguez-Pantoja, se trasladó de inmediato a la ciudad de Bayamo. Rodríguez-Pantoja dijo que Carromero sufrió una herida en la cabeza, que ya fue dado de alta  y que está prestando declaración sobre las circunstancias de lo ocurrido.
El ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación dijo en un comunicado que el Gobierno español “está recabando de las autoridades cubanas toda la información pertinente que permita conocer las causas de este accidente”.
Mientras tanto, dentro y fuera de la isla los que seguimos de cerca el drama cubano nos preguntamos cómo es posible que dos de los más importantes dirigentes de la oposición puedan haber desaparecido en el curso de nueve meses.
Primero fue Laura Pollán, la incansable fundadora y líder de las Damas de Blanco.
La opositora, fue asediada en la calle y sitiada en su hogar por parte de la Seguridad del Estado y murió luego de estar varios días hospitalizada  " sufriendo dolores en los huesos, dificultades para respirar y una debilidad extrema". El diagnóstico, de que padecía dengue, llegó demasiado tarde y la más importante mujer de la disidencia cubana murió el 14 de octubre del año pasado.
Ahora desaparece Oswaldo Payá Sardiñas, nominado para el Premio Nóbel de la Paz. Fuerza vital de la disidencia cubana, con varios galardones en el exterior por el buen desarrollo de su labor proselitista.
La oposición en la Isla vuelve a perder una destacada figura en su lucha pacífica por la libertad de la nación.
Puede ser éste un nuevo y lamentable accidente y si es así, habría que sorprenderse de la buena suerte del régimen de la Habana, que se quita -en menos de un año- a dos de las más prominentes figuras opositoras: Laura Pollán primero y ahora de Oswaldo Paya Sardiñas.

No comments:

Post a Comment