Wednesday, July 18, 2012

LA CUBA DEL FULA

[18-07-2012]
Lucas Garve
Fundación por la Libertad de Expresión
Publicidad de las páginas amarilla habaneras. Foto: cortesía de Lucas Garve.


(www.miscelaneasdecuba.net).- La otra Cuba, la del dólar o el fula o el chavito, la parte del archipiélago social que no vive en los suburbios en chozas de paredes de tablas, cartón o chapas de metal.

La que no sufre de desalojos, ni pierde horas de vida en una parada de ómnibus a la espera de un transporte de servicio público que demora una y más horas en llegar, esa es la que se anuncia en las páginas amarillas que ETECSA dispone a los clasificados de ofertas de los más prósperos trabajadores por cuenta propia.

Primero, debo aclarar que en las seis páginas que los recogen no aparecen todos los nuevos propietarios. Solamente 284 anuncios registrados pertenecientes a 151 actividades laborales, la mayoría al sector de la restauración y la gastronomía cubren las páginas destinados a ellos.

Anuncios pagados a todo color, algunos a espacios de dos y tres columnas, muestran la importancia y la categoría del anunciante.  Así serán en correspondencia los precios en moneda convertible (CUC) que cuesten las ofertas de productos y servicios que se anuncian.

Así cabe preguntarse cuánto costará mandar la ropa de toda una familia a lavar a la Lavandería Don Pepe; celebrar una fiesta en el bar restaurante Monte Barreto o montar una cena de 10 comensales en La Guarida, locación del filme Fresa y Chocolate.

Para los cubanos que ganan un salario, como promedio $ 490, que dicho sea de paso, no les alcanza para cubrir todas las necesidades mensuales, pero que tienen servicio telefónico en su casa, estas Páginas amarillas de ETECSA, como suplemento de la Guía Telefónica del 2012, seguramente les ofrece una visión de lo que las reformas económicas del gobierno cubano ha logrado, aunque para ellos nada significan porque siguen en la misma situación económica de desastre económico que padecen de siempre.

Trajes de novias y organizadores de bodas y fiestas, videos de agasajos que valen más de $ 200 CUC, la moneda convertible cubana, decorados de salón, restaurantes donde un plato alcanza los $ 200 pesos MN ($8 o $ 9 CUC), y por el estilo, pueden satisfacer a personas que quieran ostentar su “reciente riqueza” o arruinar al que pretenda gozar de una noche de un lujo dudoso.

En realidad, todo un sector próspero y ligado por intereses de negocios que está ya relacionado con empresas, gerentes, administradores que también, en su ínterin, persiguen similar destino futuro. Si no examínese el ejemplo del gerente de la fábrica de compotas cuya residencia, hoy confiscada, podría competir con las de clase media alta en cualquier país del mundo civilizado.
Existen bolsones de prosperidad “socialista” en sitios privilegiados por la cercanía de hoteles de turismo o por tener un centro turístico dentro del perímetro de los terrenos residenciales. Son espacios reservados para los altos dirigentes y funcionarios, además últimamente para ricos extranjeros con intereses en el país.

Miramar, Country Club, Siboney, el Náutico, Flores, Nuevo Vedado y más allá hacia el oeste de la capital cubana forman lo que podría denominarse por homologación de su población residencial como el “Peredelkino cubano” o la “Ciudad Prohibida” al igual que sus similares moscovita y pekinés. 

Alejados del ruido, del polvo, de la penuria económica de una población descapitalizada, de las calles estrechas donde las ratas comparten las esquinas con los peatones presurosos, etc. de barios como Centro Habana; aislados por los cristales teñidos de sus autos modernos climatizados circulan los nuevos y futuros dueños del país. Ellos escaparon de la vieja Cuba socialista y acuden perfumados a la cita con la Cuba del Fula, la del futuro.

No comments:

Post a Comment