Wednesday, October 17, 2012

HONOR A QUIEN HONOR MERECE: ALBERTO FERNÁNDEZ

  • Fallece luchador anticastrista Alberto Fernández

    Brenda Medina

    A pesar de dedicar su vida y fortuna a luchar por una Cuba libre del comunismo, la historia de Alberto Fernández se mantuvo en el anonimato durante muchos años. El cubano de 94 años, residente de Key Biscayne, murió el domingo 14 de octubre, unos meses después de que la escritora Joan Mellen plasmara su gesta en The Great Game in Cuba, un libro sobre el fracaso de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para derrocar a Fidel Castro. Fernández nació en Santiago de Cuba el 7 de agosto de 1918, en el seno de una familia adinerada. A los 11 años se mudó a estudiar a Estados Unidos donde se graduó de la prestigiosa escuela preparatoria Choate, en Connecticut, en la misma promoción del ex-presidente John F. Kennedy, según contaron su sobrino Eduardo Sánchez y la escritora Mellen. Más tarde terminó estudios de ingeniería mecánica en la Universidad Princeton.
    Tras regresar a su país natal Fernández trabajó en sus fincas de caña y crianza de ganado.
    “Amaba trabajar en su finca que se llamaba Algodones, en oriente”, contó Sánchez.
    En 1959 se unió al recién inaugurado gobierno de Castro para dirigir la primera zafra de la revolución a través del Instituto Cubano de la Estabilización del Azúcar.
    Salió de Cuba en 1960, en desacuerdo con el comunismo implantado por el nuevo gobierno, y desde entonces cooperó con un grupo llamado “Unidad Revolucionaria” que luchaba con ayuda de la CIA para sacar a Castro del poder, narró Mellen.
    En su embarcación que bautizó “Tejana”, Fernández llevó municiones y armas de contrabando a la isla, y ayudó a escapar a varios de sus compañeros en la lucha anticastrista.
    “Incluso después del fracaso de Bahía de Cochinos, él siguió trabajando por la liberación de su país”, dijo Mellen. “Su sueño era una Cuba democrática”.
    Fernández tuvo tres hijos de un primer matrimonio: Ilianne, Marianne y Federico. También le sobreviven su esposa Josefina García de Fernández, sus nietos, hermanos y sobrinos.
    Sánchez dijo que su tío murió deseando volver a Cuba.
    “Al final, cuando ya estaba en cama, yo le decía de manera jocosa ‘tío, ya te vas para Algodones’ ”, contó Sánchez. “Y él sonreía”.

    Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/10/16/v-print/1323574/fallece-luchador-anticastrista.html#storylink=cpy

No comments:

Post a Comment