Wednesday, October 31, 2012

REPONIÉNDONOS DEL HURACÁN SANDY

"Sandy" se debilita tras dejar 48 muertos y a 6,2 millones de personas sin luz en EE.UU

El ciclón "Sandy" continuaba debilitándose hoy sobre el oeste del estado de Pensilvania tras haber causado entre 40 y 55 muertos en EE.UU., según distintas estimaciones, mientras 6,2 millones de usuarios siguen sin luz

 Millones en Estados Unidos luchan tras paso de Sandy

  
El noreste de Estados Unidos enfrentó inundaciones y cortes extendidos de energía el martes después de que la tormenta Sandy azotó la costa con un fuerte oleaje, vientos poderosos y lluvias torrenciales que dejaron al menos 45 muertos y causaron miles de millones de dólares en pérdidas, reseña Reuters.
Brian Hajeski, de 41 años, se lleva las manos a la cabeza luego de ver los restos de una casa arrastrada por la supertormenta Sandy, el martes 30 de octubre de 2012, en Mantoloking, Nueva Jersey (AP Foto/Julio Cortez)
Millones de personas en Nueva York y otras áreas afectadas pasarán días o semanas recuperándose de una tormenta ya vista como mucho más destructiva que el huracán Irene, que azotó la misma región hace un año. Una empresa de modelos de desastre dijo que Sandy pudo haber causado hasta 15.000 millones de dólares en pérdidas no aseguradas.
La tormenta dejó 18 muertos en la Ciudad de Nueva York, con un total de 23 en el estado de Nueva York y seis fallecidos en Nueva Jersey. Otros siete estados reportaron víctimas fatales.
Unos 8,2 millones de hogares y negocios en varios estados estaban sin electricidad luego de que árboles derribados por los vientos feroces de Sandy derribaron líneas de energía.
Sandy azotó la costa una semana antes de la elección presidencial del 6 de noviembre y tierra adentro descargó fuertes nevadas, entorpeciendo una campaña sin precedentes para alentar la votación anticipada y planteando dudas sobre si algunos centros de votación estarán listos para abrir el día de las votaciones.
Nueva York tendrá que arreglárselas sin su sistema de metro, que se inundó y permanecerá cerrado durante días. Gran parte del distrito de Wall Street estaba bajo las aguas pero los funcionarios tienen la esperanza de los mercados financieros reabrirán el miércoles.
Sandy, la mayor tormenta que ha azotado el país en generaciones, tocó tierra con vientos con fuerza de huracán el lunes cerca de Atlantic City, en Nueva Jersey.
Con la campaña política y el partidismo en pausa, el presidente demócrata Barack Obama y el gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie, planeaban visitar el miércoles las áreas de desastre en Nueva Jersey.
“Es una devastación total allí. Hay barcos en las calles a cinco cuadras del océano”, dijo Peter Sandomeno, un propietario del Court Motel Broadway en Point Pleasant Beach, Nueva Jersey.
Christie, quien ha sido un firme defensor del candidato presidencial republicano Mitt Romney, elogió a Obama y la respuesta federal a la tormenta.
Obama y Romney pusieron la campaña en espera por segundo día consecutivo, pero Romney planeaba retomar la campaña en Florida el miércoles y Obama parecía que iba a reanudarla el jueves.
Obama se enfrenta a un riesgo político si el Gobierno no responde bien, como fue el caso del manejo chapucero de su predecesor George W. Bush frente al huracán Katrina en el 2005. Obama tiene una oportunidad de demostrar que su Gobierno ha aprendido las lecciones de Katrina y que puede liderar durante una crisis.
Nueva York bajo el agua
Sandy provocó una marejada récord de casi 4,2 metros en el centro de Manhattan, superior al récord previo de 3 metros durante el huracán Donna en 1960, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.
La tormenta obligó a Nueva York a aplazar el tradicional desfile de Halloween, que se había fijado para el miércoles por la noche en Greenwich Village y amenazaba con interrumpir la maratón el domingo.
La mitad inferior de Manhattan quedó a oscuras cuando el agua de mar inundó una subestación de la red de energía y luego de que Consolidated Edison cerró otras de forma preventiva. Alrededor de 250.000 clientes se quedaron sin electricidad.
Un incendio devastó la zona de Breezy Point en el barrio de Queens, destruyendo 110 viviendas y dañando 20, arrasando aún más en el barrio cercano de Belle Harbor. Sorprendentemente, no se reportaron muertes.
“Describirlo como las imágenes que hemos visto de fines de la Segunda Guerra Mundial no es una exageración”, dijo el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, después de visitar la zona. “El área fue destruida por completo. Chimeneas y cimientos eran todo lo que quedaba de muchos de estos hogares”, agregó.

Sandy deja devastación total en Nueva York y la costa este

 

Tras el paso del huracán Sandy, que dejó a su paso un rastro de destrucción letal, apagones devastadores y grandes inundaciones, millones de personas en la región metropolitana de Nueva York pasaron el martes evaluando los daños y preparándose para la posibilidad de que podrían pasar días e incluso semanas antes de que la vida regresara a la normalidad.Menos de 24 horas después de tocar tierra en la costa del nordeste el lunes en la noche, la tormenta empezó a debilitarse. Pero la fuerza de las violentas ráfagas y las intensas lluvias que transformaron los paisajes de la Ciudad de Nueva York y la región circundante en cuadros de destrucción fue extrema y sin precedentes.
Alrededor de 6 millones de personas, incluyendo muchas en una considerable porción de Manhattan, quedaron sin electricidad. Las calles estaban cubiertas de escombros y hubo edificios dañados. Siete túneles del tren subterráneo debajo del East River quedaron inundados. Aunque varios puentes que cruzan el río iban a volver a abrir pronto, otros medios de transporte público, incluyendo los trenes, continuaban suspendidos.
En el estado de Nueva York, la muerte de al menos 15 personas estuvo relacionada con la tormenta, dijo el gobernador Andrew M. Cuomo, y unas 10 de ellas sólo en la Ciudad de Nueva York. Aunque algunas muertes estaban siendo investigadas todavía, el alcalde Michael R. Bloomberg dijo el martes que al menos una persona murió al pisar un charco en el que había caído una línea de alta tensión; otra ocurrió cuando un árbol cayó sobre una casa.
“Tuvimos una tormenta de proporciones sin precedentes”, dijo en conferencia de prensa.
El presidente Barack Obama, quien está planeando visitar el miércoles la devastada costa de Nueva Jersey con el gobernador Chris Christie, prometió el martes “hacer todo lo que podamos para hacer llegar la ayuda” a los afectados por la tormenta, diciendo que habría “cero burocracia, cero papeleo”.
“Estados Unidos está con ustedes”, dijo el presidente. “Evidentemente esto es algo angustioso para toda la nación”.
Ha habido por lo menos 38 muertes en ocho estados en un plazo de 48 horas, cuando la tormenta derribó árboles, lanzó ráfagas destructivas y provocó incendios en varias zonas, dijeron funcionarios gubernamentales y autoridades de emergencias.
Ramas caídas se convirtieron en instrumentos de muerte en tres de las muertes de Nueva York y dos del condado Morris, Nueva Jersey, donde The Associated Press reportó que un hombre y una mujer murieron cuando un árbol se desplomó sobre su carro el lunes por la noche.
Al mismo tiempo, se reportaron heroicos rescates. En Seaside Heights, Nueva Jersey, la policía recogió a dos personas de un árbol luego de que su casa se llenó de agua y trataron de alejarse nadando.
La mayor parte de los negocios y escuelas estuvieron cerrados desde Cape May, Nueva Jersey, a New London, Connecticut, y la vida se paralizó mientras los vecinos se refugiaban en sus casas con su avituallamiento de alimentos y agua. No había una cronología clara de cuándo se reanudarían los servicios públicos, como es el caso del transporte público.
Bloomberg dijo que las escuelas de la Ciudad de Nueva York permanecerían cerradas el miércoles por tercer día consecutivo y que las autoridades tratarían de restaurar el servicio de los trenes subterráneos en alrededor de cuatro días, pero no dio una fecha exacta.
Al inundar de aguas semisalobres tantos túneles del tren subterráneo, la tormenta se convirtió en la más destructiva de los 108 años de historia del sistema de trenes subterráneos de Nueva York, dijo Joseph J. Lhota, presidente de la Autoridad Metropolitana de Transporte Público, en una declaración hecha por la mañana.
“Estamos evaluando el alcance de los daños y comenzando el proceso de recuperación”, dijo.
Uno de los símbolos más visibles de la magnitud de los daños en la Ciudad de Nueva York era visible a una altura de 80 pisos, donde una grúa de construcción colgaba de uno de los edificios más altos de Manhattan sobre West 57 Street, tras soltarse durante la tormenta.
Christie calificó los daños a Nueva Jersey de “incalculables” y dijo que Jersey Shore había sido “devastada”.
Mientras él hablaba el martes en una serie de noticieros matutinos, equipos de rescate se apresuraban a acudir en ayuda de los varados en Atlantic City y en áreas del condado Bergen donde, dijo, las aguas traídas por la marea habían sobrepasado un parapeto protector natural.
Mientras la historia avanzaba esta semana por el Atlántico, las autoridades ordenaron evacuación obligatoria en muchos lugares bajos de los estados junto a la costa para poner a sus residentes fuera del alcance de las inundaciones y vientos que se pronosticaban. Los meteorólogos determinaron que la trayectoria de la tormenta se desviaría hacia el oeste, y los modelos de pronóstico sugirieron que pasaría a través del área central de Pennsylvania y el oeste del estado de Nueva York y entrarán en el sur de Ontario el miércoles, dijo Eric Blake, especialista en ciclones del Centro Nacional de Huracanes de Miami.
Se espera que los niveles de precipitación disminuyan a medida que la tormenta continúa avanzando hacia el interior del continente y pierde contacto con el océano –su fuente de humedad — aunque es probable que sigan ocurriendo daños debidos a los vientos en una gran zona del país, dijo Blake.
“Habrá lluvia o nieve extendiéndose desde Georgia hasta Maine y Michigan”, dijo. “Cuando hay algo sobre Pennsylvania, y el Lago Michigan está recibiendo vientos huracanados, es que tenemos una tormenta muy grande”. Los vuelos fueron cancelados en los tres principales aeropuertos del área de la Ciudad de Nueva York.
En Breezy Point en Rockaways, Queens, casi 200 bomberos combatían aún el martes un incendio que destruyó alrededor de 80 casas muy cercanas en la comunidad playera. Un portavoz del Departamento de Incendios dijo que el área era “probablemente la más inundada de la ciudad, de modo que hay complicaciones de todo tipo”.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/10/31/v-print/1333955/sandy-deja-devastacion-total.html#storylink=cpy

No comments:

Post a Comment