Wednesday, December 26, 2012

RAÚL CASTRO LE TEME A LOS SIMPLES NÚMEROS

 
Arnaldo Ramos Lauzirique
Economista cubano, del grupo de los 75

Raúl Castro calificó de “simples números” las estadísticas de su propio aparato informativo y convocó a reinterpretarlas, según se conoció el 3 de diciembre, 4 días después de que fueran divulgadas. Esos simples números indican que sus subordinados necesitaron 96 horas para divulgar lo que se trató en la reunión del Consejo de Ministros, celebrada el 30 de noviembre.
Habrá que esperar por datos más detallados, pero si la economía, como anunció, creció en un 3,1 %, e incumplió el plan de 3,4%, por causa de las construcciones, en tanto los servicios se mantuvieron a niveles similares a los de 2011, habría que suponer que el 4,5 %, informado por Raúl para las otras actividades, se debe a la agricultura, el transporte, o la industria, afirmación que habría que demostrar con los números que le desagradan al general presidente.
Algo que se ha estado divulgando en los últimos días es que la nueva Ley Tributaria posibilitará incrementar los ingresos al Presupuesto del Estado, lo cual se ratificó en este cónclave. Pero la cifra de trabajadores por cuenta propia solo ha crecido, de 364 mil, en diciembre de 2011, a 395 mil, en diciembre de 2012, apenas en un 8,5%, lo cual significa que estos trabajadores serán exprimidos aún más.
Sobre la Ley Tributaria, los medios oficiales han ponderado la “generosidad” del régimen, al dar una moratoria al impuesto sobre los salarios, la cual únicamente expresa el temor de una explosión social, ya que el salario medio mensual de un trabajador, en 2011, solo fue de 455 pesos –unos 18 dólares-, mientras que los precios de los alimentos no permiten sobrevivir; sin contar con otros artículos indispensables, así como la desesperación adicional a la que se enfrentan las familias con hijos menores y ancianos.
Una muestra de la falsa generosidad del gobierno la expresa el llamado Impuesto de Circulación, que en 2011 alcanzó 14 186 millones de pesos, el 30% de los ingresos al Presupuesto del Estado, mientras el Fondo Salarial fue de 27 355 millones.
En esa reunión se informó que la población cubana, según el censo de septiembre de 2012, asciende a 11 163 934 personas, 83 991 menos que en diciembre de 2011, cuando la Oficina Nacional de Estadística informó un total de 11 247 925,  lo cual indica que el país se muere de viejo, y una muestra es que la población de 60 años, o más, es equivalente a la de 0 a 15.
La edulcorada información que brindó el diario Granma sobre la economía cubana en 2012, no satisface, y la realidad que se constata en la calle es mucho peor, pero el gobernante Raúl Castro le teme a los “simples números.
¿Tendrá ello algo que ver con el “perfeccionamiento” de la Oficina Nacional de Estadísticas, que anunció en el Consejo de Ministros el fiel general Leonardo Andollo? ¿Será que van a perfeccionarla para que invente números que le gusten al General?

No comments:

Post a Comment