Monday, February 11, 2013

EL QUE VIENE SERÁ EL ÚLTIMO PAPA

EXPECTATIVA SOBRE UN VATICINIO 
San Malaquías: El Papa que viene será el último pontífice
De acuerdo con la profecía de los Papas, de San Malaquías, Benedicto XVI es el penúltimo Papa católico y, por consiguiente, el Sumo Pontífice elegido en el cónclave tendría que ser el último en el trono papal.

11/02/2013| 09:57

Plaza de San Pedro, el corazón del Vaticano.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Las Profecías de san Malaquías son 2 textos que se publicaron en 1595 y en 1690 y durante siglos se atribuyeron al arzobispo católico san Malaquías de Armagh (1094-1148). Uno se refiere al Papado católico y otro a Irlanda.


Ambos escritos se dieron a conocer siglos después ―cuando muchos de los sucesos predichos ya habían sucedido―, por lo que se han establecido serias dudas sobre su autenticidad.


De acuerdo al religioso Bernardo de Claraval ―quien fue íntimo amigo de Malaquías―, Malaquías gozaba del don de la profecía, pero no mencionó en absoluto ninguna profecía acerca de Irlanda, y menos aún una lista de los futuros papas (que incluye el año en que sucedería el fin del mundo). En su Vida de san Malaquías, san Bernardo tampoco mencionó esas 2 profecías.


Esta falta de mención, y el hecho de que todos los sucesos predichos ya habían sucedido cuando se descubrió el texto, refuerzan la hipótesis de que se trata de una falsificación posterior.


La 'Profecía de los Papas', de san Malaquías apareció en el 'Lignum Vitæ, Ornamentum, & Decus Ecclesiae' (‘El árbol de la vida, el ornamento y la gloria de la Iglesia’), en 1595, publicado por el monje benedictino belga Arnoldo Wion (quien era historiador de su orden). 


Wion dedicó ese libro al rey de España, Felipe II, hijo de Carlos V de Alemania y I de España. 


El jesuita francés Claude François Menestrier (1631-1705) escribió una obra para demostrar que esta profecía había sido escrita a fines del siglo XVII.
Por primera vez el texto de la profecía fue publicado en 1595  por Arnold de Wyon quien  en su libro ‘El Árbol de la Vida’ atribuyó la autoría a Malaquías, cuya autenticidad, sin embargo, es discutida por muchos autores. A principios de 1139 Malaquías llegó a Roma para visitar al Papa Inocencio II y supuestamente a partir de esta visita empezó a escribir sus profecías.


El 'Lignum Vitae' es una biografía colectiva de los benedictinos elevados a la dignidad episcopal. Tras unos párrafos sobre la figura de san Malaquías, termina diciendo: "[Malaquías] Escribió varios opúsculos. Hasta el día de hoy no he tenido ocasión de ver ninguno, exceptuando una profecía relacionada con los soberanos pontífices. Puesto que es muy breve, y que yo sepa no ha sido dada a imprimir todavía, y dado que a muchos les complacería conocerla, copio a continuación su contenido".


El libro resultó un bestseller en toda la Europa cristiana.


En él aparece una serie de 112 pequeños lemas o frases en latín sin numerar haciendo alusión alegórica a los siguientes 112 papas que gobernarían la Iglesia católica, desde Celestino II (1143-1144) hasta un supuesto Pedro el Romano, incluyendo a los antipapas. Se observa que las divisas correspondientes a los papas anteriores a 1595 son mucho menos ambiguas que las sucesivas.


El historiador español José Luis Calvo confirmó que hasta el papa Urbano VII (1521-1590), los lemas coinciden muy bien con los respectivos pontífices y a partir de esa fecha hay que hacer esfuerzos para que coincidan.

Lo más probable es que la profecía haya sido hecha por alguien que utilizó el prestigio del erudito y arquéologo dominico Alfonso Chacón (Alphonsus Ciacconus), quien comentó los lemas en el texto de 1595 hasta Urbano VII.

El erudito español Benito Jerónimo Feijoo anota en su Teatro Crítico Universal que la profecía es apócrifa, que le fue entregada a Alfonso Chacón y que solo tiene precisión hasta Urbano VII, lo que muestra el fraude.

Para el jesuita Claude-François Menestrier estas profecías fueron fabricadas para propiciar la candidatura a papa de Girolamo Simoncelli, cardenal de Orvieto en 1590 para suceder a Urbano VII.


El final
Luego de la muerte de Juan Pablo II, no hubo medio de comunicación que no difundiera entre sus reportes algún texto o imagen vinculada a las llamadas Profecías de San Malaquías.

No comments:

Post a Comment