Thursday, March 21, 2013

DETIENEN Y MALTRATAN A DAMAS DE BLANCO

Damas de Blanco en Cárdenas durante marcha pacífica,  son detenidas y agredidas brutalmente por fuerzas represivas castristas. Oficial maldice al pueblo por no unirse a represores.

Cárdenas, Matanzas. 20 de marzo del 2013
La representante de las Damas de Blanco en Matanzas, Leticia Ramos Herrería denunció que en la mañana del 19 de marzo, un grupo de siete Damas de Blanco de la provincia matancera, se encaminaban a escuchar misa de 8:00am en la parroquia  de la Calle Real, en esa ciudad, cuando fueron detenidas por los oficiales Villamil, Marrero y Liván y otros miembros de la policía política castrista.
“Quiero aclarar que los oficiales estuvieron muy indignados porque el pueblo no los apoyó.  Tengo la frase del Jefe del Sector de la Marina, “José Omar”, quien le gritó al pueblo que estaba ahí que había que matarlos a todos porque ninguno de ellos se prestaron para reprimirnos, ni repudiarnos, nadie se metió con nosotros.   Dijo que había que matar a los ciudadanos porque no nos reprimieron”, informó Leticia Ramos Herrería al Directorio Democrático Cubano.
Ramos Herrería agregó que las arrastraron hasta los carros patrullas a las siete Damas  de Blanco y las llevaron hasta la unidad de policía en la ciudad de Cárdenas.  Ahí las mantuvieron por alrededor de 10 ó15 minutos y fueron sacadas rápidamente de la unidad y llevadas al taller de Ministerio del Interior en la salida de la ciudad de Cárdenas, donde había un gran operativo de la policía política y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR).  Estaban los oficiales de la Seguridad del Estado: Liván, Kenny Agüero, Villamil y otros que desconozco sus nombres, también estaba el jefe de la unidad de la policía de Cárdenas
Cuando llegamos ahí, el oficial Villamil trató de sacarme a la fuerza del carro patrulla, me dio varios manotazos con las manos abiertas por el pecho, por los brazos, me quitó a la fuerza el celular, me llevó al medio de un circo donde habían varios oficiales de la Seguridad del Estado y la policía, dos oficiales de la Seguridad del Estado, una alta y corpulenta, de piel negra, y otra que se hace llamar “La Jimagua”, me propinaron una brutal golpiza, en especial esa mujer, que se enfrascó muchísimo en golpes contundentes, mientras oficiales de la Seguridad del Estado, Villamil y otros me aguantaban las manos y los pies, ella me propinaba golpizas.
Me arrastraron, me metieron en otro auto patrulla, donde estuve aproximadamente 45 minutos cerrada, sin poder respirar casi.  Ahí nos sacaron una a una y nos llevaron para un almacén, un taller, y nos quitaron a la fuerza nuestros pulóveres con la imágenes de Laura Pollán Toledo.  Cogieron los puloveres para limpiarse las botas los policías, limpiaron los carros y después dijeron que los iban a quemar.  Fue un gran bochorno y una gran ofensa hacia nuestra líder Laura Pollán Toledo y para nosotras las Damas de Blanco.
Ahí nos volvieron a introducirnos en los autos patrullas y por espacio de una hora y media fue trasladada la Dama de Blanco Elizabeth Lama Pacheco para el poblado de Calimete y a mi para el poblado de Martí, donde estuve detenida hasta las 9:00pm de la noche.  Sobre las 2:00pm, me sacaron del calabozo y me llevaron para una oficina con el jefe de la Seguridad del Estado en la unidad, llamado Miguel Ángel.  Otro de la Seguridad me estaba filmando y la misma oficial negra que me golpeó estaba ahí, otra oficial tomándome las declaraciones y otro oficial de Martí, me llevaron para otra oficina. Me grabaron.  Esta mujer de piel negra volvió a propinarme otra golpiza delante de todos estos oficiales y nadie intervino.  Estaban filmándolo todo y ella me decía que yo había agredido a la otra oficial “La Jimagua”, es una gran mentira para que yo le diera a ella, o algún gesto de desobediencia porque no tienen ninguna prueba.  Ellos fueron los que me estaban golpeando todo el tiempo.  Es una acusación falsa contra mí, me dijeron que me iban a procesar por lesiones a la oficial “La Jimagua”.  Me dijo el oficial Miguel Ángel que estaba bajo “peligrosidad social”.
Fui llevada de nuevo al calabozo, estuve ahí hasta las 9:00pm de la noche, cuando fui liberada.  Me llevaron hasta el poblado de Máximo Gómez y ahí me dejaron abandonada hasta que pude coger un auto y llegar a la ciudad de Cárdenas, donde me acompañó un hermano de ese pueblo, porque yo estaba en muy malas condiciones.  Fui al hospital de Cárdenas y me vio el traumatólogo y me vio el ortopédico.  Tengo afectada dos vértebras de la cervical y un traumatismo lumbar debido a todos los golpes.  Ellos saben que yo tengo una hernia discal en la columna y todos los golpes fueron contundentes por ahí, y por el pecho.  Me falta hasta el aire, casi ni puedo hablar del dolor tan inmenso en el pecho de los golpes.
El Directorio Democrático Cubano denuncia la represión y violencia por parte de la policía política castrista en contra de estas valientes mujeres en la resistencia y los derechos humanos.

No comments:

Post a Comment