Monday, March 18, 2013

EN CUBA, CINCO AÑOS DE CÁRCEL POR UNAS GALLINAS

[18-03-2013]
Dania Virgen García
Cuba por Dentro
Gallinas. Foto de tarotida.com

(www.miscelaneasdecuba.net).- Juan Adolfo Ayala Rosas se encuentra en el destacamento 6 sección 2 de la prisión provincial de Boniato, Santiago de Cuba, cumpliendo una sanción de cinco años de privación de libertad por el delito de receptación en la causa 172/2011, por el tribunal provincial. Asegura que no cometió el delito por el cual está acusado.
En el mes de diciembre del 2010, se encontraba en su vivienda cuando un amigo le propuso que cocinara unas gallinas. Al negarse, éste se dirigió a la vivienda de una vecina nombrada Yordanka Moro García para que se las cocinara, quien accedió a la petición.

El 17 de diciembre fue detenido Adolfo en su trabajo por la sospecha de que tenía varias gallinas que habían sido robadas de una granja.

El instructor Nápoles, del departamento de instrucción de Contramaestre, y la jueza Ana Iris Vázquez Mazo, cometieron el delito
de perjurio a la hora de sancionar a cinco años de privación de libertad a Juan Adolfo Ayala, por no tener vínculos con los hechos ocurridos.

El robo de las gallinas ocurrió en una granja avícola en los alrededores del río Contramaestre, en la provincia Santiago de Cuba.

El jefe de sector de inmediato comenzó a investigar el caso el 17 de diciembre. A través de un trabajo operativo secreto y luego de activar el sistema de vigilancia compuesto por el capitán jefe de sector y miembro del PCC Oscar García Zamora, e Idalberto Despaigne Rodríguez, veterano del Ejército Rebelde, comprobó que en la vivienda de Aurelio González que estaba vendiendo gallinas.

En los registros se encontraron plumas y cabezas de gallinas. Se probó que Alexander Blanco Aguilera le entregó un saco de 19 gallinas a Yordanka Moro García. En su vivienda se encontraron un saco de plumas y 11 cabezas de gallinas. También se ocuparon 4 gallinas y la suma de 160 pesos moneda nacional. Ella reside cerca del domicilio del también sancionado Ayala Rosa.

En el caso de este último no se practicó registro en su vivienda y no se le ocupó ninguna gallina, Ayala, que asegura ser inocente, ha reclamado en todas las instancias provinciales y nacionales, quejándose de varias violaciones del código penal, sin tener respuesta alguna a sus reclamaciones.

No comments:

Post a Comment