Saturday, March 16, 2013

¿QUIÉN TUVO LA CULPA?

QUE HUGO CHÁVEZ FRÍAS NO SEA "INMORTAL"





 
Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Santiago de Chile

Esperé escribir, para tener la última palabra sobre la suerte que correría el cadáver de Hugo Chávez.
... Tendría que seguir esperando, porque todavía no se sabe lo que ordenará Nicolás Maduro que se haga con el cuerpo:
No se sabe si va a dejar que la naturaleza siga su curso, ( para tapar la mentira de que murió en Venezuela...) ordenar que lo incineren... o qué.
Además, espera la probación del Congreso para trasladarlo al Panteón Nacional y colocarlo al lado del Prócer Simón Bolívar. Lo que sería algo alucinante  ya que hace casi tres años, un viernes 26 de julio del 2010, Hugo Chávez ordenó y estuvo presente en la exhumación de los restos del Libertador, que permanecían enterrados en el Panteón Nacional desde octubre de 1876.
Lo que sí está claro es que cuando murió Chávez no se procedió a embalsamarlo para exponerlo "eternamente" en una urna de cristal, como quería Maduro.
Mis fuentes me ratifican que al morir Chávez en Cuba, el patólogo Massimo Signoracci, un doctor italiano que embalsama a los Papas, le hizo una momificación parcial.
Embalsamarlo en forma definitiva requería un proceso más complejo y más largo, pero el tiempo le urgía a los castristas y chavistas. Así que con un poco de formol, lo enviaron secretamente a Venezuela, para que pareciera como que hubiera muerto en su tierra.
Me escribe Luis Betancourt desde Caracas:
"Todo ha sido una escandalosa manipulación mediante un velorio interminable de 10 días y un entierro inconcluso".
 Agrega: "Todos estamos impresionados por la utilización de los funerales de Hugo Chávez, expresidente porque nunca se juramentó para el nuevo periodo y su anterior culminó.
No suelo poner las cadenas y menos la morbosidad que se ha derramado con atuendos de cursilería irreparable en este paseíllo desde La Habana, donde murió, hasta la Academia Militar de Los Próceres y su remate en La Planicie. Chávez, como fue su sentimiento, murió en su querencia: Cuba, rodeado del tufo de Fidel y utilizado por Raúl hasta su último aliento vital.
Después, fueron llamados a la comparsa los familiares y ministros bajo la batuta del designado por los Castro: Nicolás Maduro, un sujeto sin escrúpulos ni condiciones pero con el apoyo de la Metrópoli antillana. Un jinetero del proxeneta Castro.
Esto explica toda la farsa de la hospitalización de Chávez en el piso 9 del hospital militar Carlos Arvelo de Caracas y su presentación faraónica vía a Los Próceres. Estamos en manos de unos farsantes sin escrúpulos al servicio de los cubanos y debemos darnos cuenta".
Juan Mejías comenta en otro correo electrónico: los que están ahora a cargo del gobierno nos ofrecieron "un aquelarre mortuorio" que incluso ahora no tiene para cuando acabar.

No comments:

Post a Comment