Saturday, August 31, 2013

EL CÓLERA EN CUBA

Continúa la epidemia de cólera en la provincia Mayabeque

[31-08-2013]
Frank E. Carranza López
Agencia Decoro
Foto: Frank Ernesto Carranza López.
(www.miscelaneasdecuba.net).- Hasta las tres de la tarde de este 26 de agosto de 2013 se habían reportado en el hospital municipal de Güines más de trescientos casos del virus del cólera con su versión importada desde Haití por los internacionalistas que prestan servicios en ese país.
No es de extrañar que esta enfermedad cobre fuerzas en este territorio dado el descontrol que desgobierna a esta naciente provincia. La falta de higiene de algunos de sus municipios sumados al descontento de los habitantes de otros asentamientos, por la mala redistribución de las fuerzas laborales, las pocas industrias y la falta de incentivo de sus pobladores, la falta de preparación o poca capacitación en estos casos de su personal de salud, aparejado a la escasa campaña que se hace por la prevención de las enfermedades tropicales en los meses de verano, trae como resultado toda esta crisis.
Basureros como el que se muestra en la foto son muy comunes en esta provincia. En este sitio que se encuentra justo al lado de una cafetería estatal llamada El Arcoíris, del poblado de Aguacate, existía la única farmacia del pueblo y la cerraron cuando aún se podía reparar y ya ven el resultado. Además del basurero exterior en su interior es un nido de cucarachas y ratones sumados a productos tóxicos de farmacia que quedaron almacenados y con el tiempo se han deteriorado. En estos momentos han habilitado un pequeño espacio en las oficinas del consejo popular (órgano de gobierno local) para brindar servicio de farmacia.
Qué paradoja, un sitio que en el pasado salvaba vidas ahora las quita…

 EN LAS PRISIONES CUBANAS

El cólera reaparece en la prisión de kilo 9
Juan Carlos Linares Balmaseda
31 de agosto de 2013
La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – Suena el teléfono. Lo tomo y escucho la voz de Iván Álvarez Mosquera, que me dice:
–Oye, hay un caso de cólera aquí.
–¿Y sabes cómo se llama? –le pregunto.
– Sólo sé que se llama Boris –y sin hacer pausa Iván continúa–. Pero sí se confirmó que es cólera y ahora está ingresado.
–¿Lo ingresaron ahí en la prisión? –inquiero.
–No, se lo llevaron para un hospital, y hasta hoy (jueves 29 de agosto en la tarde) desconozco donde está –así reportó Álvarez Mosquera, recluso en esa prisión.
De acuerdo con su informe, en la prisión ya se toman algunas medidas de seguridad: ordenaron cambiar las sábanas más sucias de las camas, aunque no todas. Y también pusieron un saco mojado con agua clorada en el piso, justo a la entrada de cada barraca.
Respecto al material de aseo: jabón, detergente…, escasea y los familiares de los reclusos tienen que llevarlos. Y el agua que se consume la potabilización es pésima, y posiblemente no sea clorada.
–Así comenzaron las cosas haces unos meses atrás, cuando casi un tercio de la población penal fue puesta en cuarentena, y de ella unos cuantos presos diagnosticados de graves –concluyó Iván Álvarez Mosquera desde la prisión Kilo 9, ubicada en la provincia de Camagüey.

No comments:

Post a Comment