Friday, August 23, 2013

SALE BEISBOL CUBANO


Béisbol cubano: rectificar siempre ha sido y será de sabios

 Después de 50 años de prohibición, los jugadores obtienen permiso para jugar profesionalmente en el extranjero

Por Osniel Carmona Breijo, Frank Abel García – América Latina

Ago 13 Por primer vez en más de medio siglo, los jugadores cubanos de béisbol han tenido el permiso de viajar al extranjero para jugar en las ligas profesionales.
 El béisbol es extremadamente popular en Cuba, y el equipo nacional está ubicado en la cima de la tabla de la Federación Internacional de Béisbol. Hasta ahora, sin embargo, los jugadores tenían prohibido jugar en equipos profesionales del extranjero, llevando a algunos a desertar de Cuba por completo. En un cambio en la política, la Comisión Nacional de Béisbol otorgó permiso a tres jugadores para pasar el resto de la temporada en la liga profesional de México.
 Los tres son Michel Enríquez, tercera base del equipo de la provincia de la Isla de la Juventud y Alfredo Despaigne y Yordanis Samón, integrantes del representativo de la provincia de Granma. Debutaron a finales de mayo y principios de junio con el equipo mexicano Piratas de Campeche. Solo Despaigne se quedó en la institución. Samón y Enríquez están de regresó en Cuba.
 Las autoridades deportivas de la Isla también negociaron el retorno después de 53 años a la Serie del Caribe, donde participan las selecciones campeonas de los torneos nacionales y profesionales de México, Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana.
El equipo cubano de Villa Clara, campeón de la última serie nacional, representará al país en el regreso a las competiciones regionales. La flexibilización de las reglas puede reflejar cambios más grandes en áreas donde previamente estaban sujetas a rígidos límites de la Cuba comunista, incluyendo el surgimiento de un pequeño sector privado.
También pueden ser más pragmáticos – medios locales sugirieron que la oportunidad de jugar en la liga mexicana sirvió como un incentivo para mejorar el desempeño de los jugadores durante la última serie nacional de béisbol.
El equipo nacional quedó en segundo lugar en el primer Clásico Mundial de Béisbol en 2006, considerado el evento más importante de béisbol internacional, pero no pudo superar la segunda ronda en la siguiente edición de 2009.
Este año, Cuba ganó el quinto lugar después de haber sido eliminada por los Países Bajos. Bárbaro Puentes, un ex lanzador de los equipos de La Habana, señaló que la negación del profesionalismo dio fin a la carrera de muchos jugadores que no tenían cabida en los equipos provinciales.
Sin permiso para jugar en el extranjero, los jugadores se escaparon de Cuba ilegalmente o desertaron de la selección nacional cuando estaba jugando en el extranjero. (Para un caso similar en el fútbol, vea Gobierno cubano teme deserciones en el fútbol.)
 Los más notables beisbolistas que han desertado incluyen a Yoenis Céspedes, quien ahora juega en los Major League Baseball de Estados Unidos, la liga líder en el mundo. La más reciente deserción en los EE.UU. fue la de Misael Silverio, un lanzador zurdo, que abandonó el equipo cubano mientras estaba en Iowa el mes pasado.
 Puentes cuenta que si a un beisbolista cubano lo descubren en algún tipo de contacto con promotores extranjeros, “aunque no tengas intención de desertar, al instante, automáticamente, causas baja del equipo [cubano] y del deporte de alto rendimiento. [Los directivos] tienen miedo que los peloteros se queden en el extranjero”.
 Los medios locales señalaron que los tres jugadores a los que se les permitió ir a México eran miembros del Partido Comunista de Cuba.
La antipatía del régimen cubano al deporte profesional fue tan fuerte que una vez, durante los primeros años de la serie nacional amateur, los ex jugadores profesionales que se desempeñaban como entrenadores tenían prohibido ingresar a la cancha durante los partidos oficiales.
 La afición cubana de béisbol parece estar feliz que los jugadores, ahora, reciban la oportunidad de jugar profesionalmente fuera del país.
 “Ya era hora de que nuestros peloteros puedan probarse en otras ligas,” expresó Marcos Duany, un aficionado local. “Solo así sabremos realmente qué calidad tiene nuestro béisbol.
Además, hemos perdido muchos buenos jugadores por ese [pasado] impedimento”.
Otro aficionado, Mario López Sardinas, dijo, “nuestros jugadores deben elevar su rendimiento. Hace años no se gana un torneo a nivel internacional”.

 Osniel Carmona Breijo y Frank Abel García son periodistas independientes en Cuba.
Esta noticia fue publicada por primera vez en el sitio web de IPWR.

No comments:

Post a Comment