Monday, September 23, 2013

DURO GOLPE PARA LA DISIDENCIA EN CUBA

Por José Alberto Álvarez Bravo 
La Habana, 23 de septiembre, 2013
La casa de Lilia, situada en un punto estratégico –J y Calzada, Vedado, a dos cuadras de la SINA- es para muchos opositores cubanos un lugar especial, por ser un espacio de encuentro plural de la sociedad civil; está a punto de perderse por falta de recursos para conservarla.
Algunos creemos que sería un duro golpe para la resistencia anticastrista, pues al fracasar las gestiones para obtener los recursos financieros, Lilia tendrá que venderla a alguien ajeno a la causa para sufragar los gastos de su viaje y tener una mínima garantía para su vejez y sus gestiones.
Qué lástima, el régimen se anota otra victoria que de alguna manera pudiera ser el Girón de estos tiempos, pues la casa de Lilia era una cabeza de playa en pleno territorio enemigo; aquí se establecieron relaciones de trabajo entre muchos opositores de toda la isla; personalidades como Cuesta Morúa, Antúnez, Yoan David, y otros muchos que me disculparán no nombrarlos, han sido una presencia habitual en este pequeño gran espacio habanero.
De nuevo se hace patente la certeza de la frase napoleónica sobre los tres factores para ganar una guerra.
El régimen castrista hará fiesta cuando se consume esta derrota; tanto es así que en uno de mis secuestros el propio Tamayo me dijo: “nosotros tenemos leyes, podemos hacerles una permuta forzosa para Pinar del Rio, Mayabeque o Isla de la Juventud”. Tristemente, parece que ya no necesitarán este burdo atropello.
De haber podido conservar esta posición, habríase convertido en la sede múltiple de muchas actividades contestatarias, pues aquí nacieron las Veladas Ciudadanas, la Asociación de Familiares de Cubanos Desaparecidos, Cuba EXIGE, además de ser un centro de apoyo para otros proyectos como Foro Nuevo País, por solo citar un ejemplo.
Hermanos de provincia que viajan con apenas el dinero del pasaje, tendrían techo, baño y un mendrugo, y el calor de muchos brazos dispuestos a extenderse al abrazo.
Después de todo, siguen teniendo mucha suerte los hermanísimos Castro Ruz.

No comments:

Post a Comment