Thursday, September 26, 2013

LA DOBLE TRAGEDIA

Juzgan a balseros luego de tragedia en altamar

| Por Yaremis Flores
LA HABANA, Cuba, 25 septiembre de 2013, www.cubanet.org.- El pasado 4 de septiembre, la Fiscalía Provincial de Mayabeque acusó a Yaíma Nach Remedios y a su hijastro, Yasmany Torres Hernández,  por presuntamente convencer a otras personas de abandonar ilegalmente el territorio nacional, a cambio de dinero y ayuda para construir una embarcación.
Yaíma (sin antecedentes penales) y Yasmany, joven de solo 23 años y sin récord criminal, enfrentan acusaciones de 4 y 5 años de prisión, respectivamente. Los tribunales cubanos imponen sanciones de hasta 8 años de prisión a los que entren, intenten salir o salgan del territorio nacional, ” sin cumplir las formalidades legales”.
Nach Remedios -quien no pertenece a ninguna organización opositora- denunció este miércoles que solo falsos testimonios pueden sustentar que ella y su hijastro organizaron la salida. “Nosotros y otras 14 personas, de común acuerdo, intentamos llegar a los Estados Unidos”, confesó.
“Nos han usado como conejillos de indias, pues los otros tripulantes están libres y sin cargos “, lamentó.
Entre los 4 testigos que el Ministerio Fiscal llamará a declarar, se encuentra un guardafronteras y un primer teniente instructor de la Unidad de Delitos contra la Seguridad del Estado.
Tragedia en altamar
El 7 de marzo de 2013, Yaíma y un grupo de 15 personas aventaron una embarcación rústica con motor, con el sueño de llegar a las costas norteamericanas. Según narran, estuvieron navegando bien durante tres días y tres noches, pero  durante la travesía los sorprendió una tormenta.
“Tratamos de regresar a buscar tierra, y esperar la calma, pero toda la orilla tenía ‘diente de perro’ (rocas afiladas). A las 9 de la noche aproximadamente la lancha se viró”, contó Yaíma con la voz fuerte y ojos aguados, sin llegar al llanto.
“Cada uno trató de salir del agua por su rumbo”, continuó Yasmany. Uno de nosotros nunca apareció. Casi amaneciendo encontramos  a Yaíma con la pierna trozada por el tobillo y sangrando. Ante esa situación decidimos entregarnos para salvarla”.
Hoy Yaíma camina con una prótesis en su pierna izquierda. Su esposo, quien no tuvo ninguna relación con los hechos, estuvo 4 meses detenido, antes de ser liberado por falta de pruebas en su contra.
Actualmente, las sanciones están suspendidas por acuerdos migratorios entre Cuba y Estados Unidos, con respecto a los emigrantes cubanos interceptados en alta mar por las autoridades norteamericanas o que entren ilegalmente en la basa Naval de Guantánamo.
El gobierno norteamericano se comprometió a devolverlos a Cuba y la parte cubana a no adoptar represalias legales contra ellos, al regreso a su lugar de residencia en la isla.

No comments:

Post a Comment