Wednesday, September 25, 2013

VOLVIÓ A NACER: LAS PALOMAS TAMBIÉN PUEDEN SER PELIGROSAS


Venta de palomas Foto de archivo

Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Julia Estrella Aramburu

La Habana, 21 de septiembre, 2013
 Oriol Leiva Matos, de 15 años de edad y vecino de calle Águila No.838 entre Corrales y Gloria, en la Habana Vieja, cayó de la azotea impactándose con un tanque de petróleo de la panadería colindante a su edificio, aproximadamente a diez metros de altura.
Fue conducido –urgentemente- al Hospital Pediátrico de Centro Habana, donde lo asistieron rápidamente con radiografías y hubo que intervenirlo quirúrgicamente por tres fracturas en la mandíbula; y se mantuvo ingresado por siete días bajo observación médica.
El accidente fue debido a la captura de palomas en los edificios, algo a lo que se dedican algunos jóvenes en este municipio, para después venderlas.
Su madre Mayi Matos, cuando hace la historia, da gracias a Dios, porque aunque el joven tiene que hacer un seguimiento médico de un año, no tuvo otras consecuencias y como se dice en el lenguaje popular: Volvió a nacer.

No comments:

Post a Comment