Friday, February 21, 2014

EL FANTASMA DEL DESALOJO CONTINÚA DAÑANDO AL CUBANO DE A PIE

 Foto de archivo

PANORAMA PNAREÑO
Por: Eduardo Pujol Estrada.
Pinar del Río, 21 de febrero, 2014
Yusleidy Zambrana Naranjo está desesperada al punto de estar inapetente, su situación la comparten varios vecinos suyos. Ella tiene dos niños de cuatro y nueve años y el menor padece de insuficiencia respiratoria, está separada de su esposo el que la golpeaba frente a sus dos hijos, la violencia que ejercía sobre ella en presencia de sus dos pequeños, la llevó a prenderle candela un día, ambas criaturas muestran un severo trastorno psicológico. Zambrana Naranjo ya no tiene a quien más dirigirse, todas las instituciones estatales que tienen que ver con su caso le han cerrado las puertas y está amenazada con ser desalojada de la vivienda he cha de recortaría de madera que con enorme esfuerzos ha logrado levantar.
Algo similar le ocurre a Aylin Díaz Cáceres, con un niño de seis años y en avanzado estado de gestación. Me quieren desalojar y botar para la calle, sólo Dios sabe con el esfuerzo que logramos hacer este rancho mi esposo y yo, a mi, me tendrán que matar pero yo no voy a salir de aquí, refirió indignada esta joven madre, mi gran preocupación es que mi esposo valla a la cárcel por no permitir el desalojo, agrego Aylin.
 El caso en cuestión es que “ la manzana de la discordia ” es una franja de tierra cubierta de marabú al costado de un camino cerca del poblado de Paso Quemado, municipio Los Palacios, la que tiene unos 300 metros de largo por unos 30 de ancho y pertenece a la Empresa de Cultivos Varios Cubaquivir.
Este pequeño espacio no es cultivable y el Director de dicha empresa , señor Alfredo Reinoso Cruz les emitió un documento de autorizo para la construcción de dichas viviendas en ese terreno, pero ahora refiere que lo están presionando y lo quieren multar con $1000 pesos moneda nacional si no los saca de allí. Por su parte, Yusleidy expresó que ella logró hablar con la Secretaria del Partido Comunista en el municipio Los Palacios y la respuesta fue que la van a desalojar de allí que se busquen otro lugar.
Lo contradictorio del caso es que a sólo unos 30 metros de allí, construyeron recientemente un edificio para oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionaria, marcando la diferencia entre militares y cubanos de a pie. Mientras los militares gozan del privilegio de tener lujosas casas o apartamentos, para el resto del pueblo continúa el fantasma del desalojo. El fantasma del desalojo continúa dañando al cubano de a pie.

No comments:

Post a Comment