Saturday, May 31, 2014

SIN PATRIMONIO NO HAY PAIS

Voz-Avileña-300x52

VOZ AVILEÑA
Editorial
Sin patrimonio no hay país.
El proceso de destrucción de la riqueza nacional y la infraestructura económica ha sido largo y abarca desde el nacimiento de la Revolución Cubana hasta la actualidad. Baste recordar la brigada de desmonte y construcción que dirigió el Che, que tuvo como misión barrer con los bosques de Cuba, so pretexto de querer usar esas tierras para sembrar más caña de azúcar.
Miles de arboledas de frutales fueron buldosear, por citar un ejemplo: el mangal del Señor concho Martínez, dentro del cual la gente se perdía caminando.
Después le fueron arriba a las vaquerías y arrasaron con miles de molinos de viento, bañaderos, silos y casas de ordeños, donde el puntillazo final lo dio el marabú, diseminado por la falta de responsabilidad y el abandono de las autoridades; deviniendo en la extinción de la masa ganadera. a pesar de las astronómicas condenas de más de 20 años de prisión, con lo que intentan frenar al pueblo para que no mate ni coma carne de res.
Un garrafal error de cálculo del comandante lo llevó a la destrucción completa de la industria azucarera; principal esfera económica de la cual históricamente vivimos los cubanos.
Casi todos los ingenios fueron arrancados, al igual que los almacenes, centros de acopios y vías férreas. Este fue el más demoledor golpe que ha recibido nuestro sistema económico en toda la historia de Cuba. Cientos de miles de personas quedaron sin trabajo, de ellos muchos todavía no han encontrado una forma de sustento estable.
http://iclep.org/voz-avilena-ano-1-n-8/

No comments:

Post a Comment