Monday, June 23, 2014

CUBADEBATE HABLA DE... CORRUPCIÓN: ADULTERA, QUE NO SE NOTA...

Ojos que no ven… adulteración que no se siente
 Por: L. Eduardo Domínguez, Oscar Figueredo Reinaldo
Panes de un mismo día. Foto tomada del blog Pedazo de Cuba
Pánfilo hace reír, pero ya no sorprende tanto. Ha regresado de la panadería y su libreta de abastecimiento no lo protege como consumidor: ni siquiera ha podido adquirir todo lo que le corresponde, ya, más que la cantidad, le preocupa la calidad. No por gusto lo llaman Pánfilo, ha sufrido demasiado las travesuras de la harina de trigo, el horno, el aceite…y las manos humanas. La venta de productos adulterados en Cuba es un vicio que lastra desde hace años el sector de los servicios y aunque existen medidas para limitar su proliferación parece resurgir como el Ave Fénix.
---
Ron Casero. Foto: Archivo de Juventud Rebelde
Ron Casero. Foto: Archivo de Juventud Rebelde

REFRESCOS CLANDESTINOS: ¿CÓMO LO HACEN?

CASO FÁBRICA. LA HORA DE GUANTÁNAMO 

En un patio de Guantánamo se hace parte de la cerveza que se vende después, en los establecimientos estatales de esa provincia. Un hombre llena  de unos  toneles todas las botellas que serán trasladas en un coche de caballo, a la custodia de alguien que sin camisa, y en la esquinita de la calle, vela que nadie de aquel barriecito guantanamero  sienta el privilegio de contar, en su ciudad,  con una cervecera particular.
Todo es por parte. Primero las cervezas se llenan, luego pasan por el salón de gaseado. Allí no hay método para medir el nivel de gas que deben llevar las cervezas que el público comprará en cualquier entidad de la provincia. Hay seis balones de CO2 y una enchapadora de mano que aparenta tener muchos años de explotación.
En esta fábrica de cerveza particular cada obrero tiene su función. Ellos son algunos de los operarios que en Guantánamo, hacen que las personas confundan valor  y precio.
Capítulo VIII del Código Penal de la República de Cuba: Infracción de las normas de protección a los consumidores
Artículo 227.1 Se sanciona con privación de libertad de seis meses a dos años o multa de trescientas a mil cuotas al que:
a) Venda o ponga a la venta al público, artículos incompletos en su composición o peso deteriorados o en mal estado de conservación.
d) Venda, ponga a la venta, tenga en su poder con el propósito de traficar, elabore, disponga para la exportación, exporte o importe un producto industrial o agrícola con indicación de calidad o designación de marca que no corresponda al producto.
e) Utilice ilegalmente, marca, modelo industrial o patente, en algún producto.
Consejos para enfrentar las angustias del prefacio:*

•Percatarse de que el punto de inyección ubicado en el fondo de los envases plásticos de los líquidos esté rugoso y no liso, además de que este no debe estar ensanchado.
•Los rones embotellados son brillantes en su forma original, pero cuando están adulterados se observan turbios, como si tuvieran pelusas. No deben tener ningún sedimento.
•A las botellas de cerveza hay que observarles bien las etiquetas. Si al pasarles la mano están lisas, quiere decir que no fueron pegadas industrialmente, ya que en las fábricas este proceso se hace con un rodillo que deja pequeñas estrías, las cuales se constatan al mirar la botella a contraluz.
•Las cajas de cigarros Criollos de la fábrica tienen un número del 2 al 20 en la parte de arriba, el cual se observa por encima del nailon que envuelve la cajetilla.
•Todos los paquetes de café Cubita deben estar bien compactados. Los que no cumplan con este requisito no pueden ser vendidos.
•En el caso de los productos de Suchel, todos tienen el número de lote en su envase, el cual no debe tener ninguna anomalía, como rayado o suciedad.
•Es muy efectivo exigir el comprobante de compra, y también perforar o cortar los envases antes de botarlos para que no sean utilizados por inescrupulosos que luego los rellenan, vaya usted a saber con qué.
* Información publicada bajo el subtítulo: Consejos contra la estafa, en el artículo “¿Dónde está el culpable?”, de la periodista Yailín Orta.

No comments:

Post a Comment