Sunday, June 22, 2014

DETIENEN A PASTOR Y MISIONERA EN CAMAJUANÍ, VILLA CLARA



Angélica Mora

22 de junio, 2014
Varias  fuentes en Camajuaní,Villa Clara, dan cuenta  hoy que  el Pastor de la Iglesia Bautista Mario Felix  Lleonart y la misionera Yoaxi Marcheco fueron  detenidos y se le confiscaron laptops y memorias flash
Ambos religiosos fueron más tarde  puestos en libertad, pero no le han sido devueltas las computadora ni el material contenido en ellas.
Lleonart es pastor de la Iglesia Bautista en Taguayabón, municipio Camajuaní, Villa Clara y autor del blog Cubano Confesante.
Las denuncias fueron consignadas en la red social twitter por los opositores Librado Linares, Elsa Morejón, Guillermo Fariñas e Iván Hernández Carrillo.
 Dice Morejón que en una de las laptos ocupadas por la Policía política está contenida la mayor parte de la música que se usa en la iglesia durante los actos religiosos.
Yoaxi Marcheco señala que  a Lleonart y a ella le ocuparon en la unidad de laPNR  2 laptos y una Flash memory de 32 GB
Agrega que el acta hecha por la Seguridad del Estado especifica que el motivo de la ocupación de los laptos estos es "por hechos delictivos que se investigan".

El pastor Lleonart justicia su apostolado diciendo en su blog Cubano Confesante:

MI MISIÓN COMO PADRE 

Mi hija Rachel esposada
Cuando me detuvieron otra vez el pasado viernes 6 de junio para intentar impedir la gira de conciertos que habíamos organizado como Instituto Patmos con David de Omni Zona Franca y me trasladaron esposado de Santa Clara hasta mi casa, y no teniendo ninguna razón convincente para justificar este nuevo arresto, el agente que me llevaba en la patrulla solo arguyó: «Lo llevamos pastor porque es un padre irresponsable, su hija está con fiebre en casa, y usted anda perdiendo el tiempo por Santa Clara». En efecto, mi hija Rachel por estos días estaba pasando por un virus de gripe y de vez en cuando tenía alguna fiebre. Cuando me despedí por la mañana dejé a la niña con 37 grados Celsius de temperatura, pero todo bajo control y bajo el cuidado de mi esposa con la cual estuve en contacto telefónico todo el tiempo. La escena con el agente me confirmó lo interesada que está la Seguridad del Estado en mi rol como padre y en el estado de mis hijas acerca de las cuales se encuentran muy pendientes. Así de interesados estaban en la familia Payá y ya sabemos el «regalo» que hicieron a Rosa María y hermanos hará dos años el cercano 22 de julio.
Hace unos días mientras escribía en mi oficina me interrumpió mi hija Rachel con su inocente sonrisa infantil, había envuelto sus manos en una cinta como si estuviese esposada: «Mira papá, lo mismo que te hicieron a ti». Entonces le tomé la foto que ahora comparto como recuerdo de estos aciagos días que inevitablemente dejaremos atrás porque precisamente a nombre de nuestros hijos nos urge construir a los padres cubanos una Cuba libre donde no sucedan nunca más los desmanes que ahora mismo tienen lugar. Lo que no comprenden quienes me juzgan es que el móvil principal de mis esfuerzos son precisamente esas dos niñas a quienes me he empeñado en regalar un país en libertad. Y no cejaré hasta lograrlo, en el nombre de Cristo.

No comments:

Post a Comment