Monday, July 21, 2014

DE LA GUERRA FRIA A LA CALIENTE


9f7b9f629efbb6b885a0a1f9227e2357
Angélica Mora
Las provocaciones de Vladimir Putin contra Estados Unidos y sus gira por América Latina para conquistar  fuerzas y volver a ser una temible potencia mundial se le han venido al suelo, junto con la caída del avión de Malasia.
Hoy el jerarca ruso se defiende desesperado y contraataca a sus adversarios, desviando la culpa del derribo del avión hacia el gobierno de Ucrania.
 Putin, acusa ahora a sus enemigos de utilizan la tragedia para atacarlo y por eso expresa:  "Podemos decir con confianza que si la lucha en el este de Ucrania no se hubiera renovado el 28 de junio, esta tragedia no habría ocurrido. Nadie debe o tiene un derecho de uso de esta tragedia para tales objetivos mercenarios".
Sin embargo, crece la indignación y la presión internacional en su contra, al aumentar las pruebas que un misil disparado por fuerzas prorrusas causaron el derribo del aparato y la muerte de las 298 personas que iban a bordo.
Estados Unidos y otras naciones occidentales han culpado a Moscú, señalando que fueron los rusos los que dieron suministro y entrenamiento a los rebeldes de Ucrania, quienes dispararon el mortal misil contra el avión mientras sobrevolaba el jueves pasado el territorio ucraniano.
Lo que eran escarceos -en lo  que se creia un aumento de la guerra fría entre Washington y el Kremlin- ha pasado a una etapa de sumo peligro en las confrontaciones:
Estados Unidos recabando pruebas de la participación de Putin en la tragedia y éste defendiéndose, como oso polar corralado, contra una antorcha ardiendo.

No comments:

Post a Comment