Friday, August 22, 2014

EL DESEMPLEO, UNA REALIDAD EN LA CUBA REVOLUCIONARIA

PANORAMA PINAREÑO:  El pleno empleo, fue una de las tantas utopías que la Revolución quiso vender a la opinión pública mundial.

Juan Antonio García *

Pinar del Río, 22 de agosto, 2014
 Actualizar el mal llamado modelo económico cubano, ha echado por tierra aquel concepto de pleno empleo utilizado durante tanto tiempo por las autoridades cubanas y que elevaban hasta el infinito las bondades de la Revolución Cubana.
El pleno empleo, fue una de las tantas utopías que la Revolución quiso vender a la opinión pública mundial, como una buena imagen de una Cuba proyectada al futuro de lo que un país en revolución era capaz de hacer por su amado pueblo, lo soñado se convirtió al cabo del tiempo en una pesadilla, plantillas infladas, escasa productividad, poca estimulación para trabajar, entre otros tantos males.
Reformar el modelo económico cubano, porque realmente de lo que estamos hablando es de reformar un sistema económico que ha demostrado durante el tiempo transcurrido su ineficiencia y poca objetividad de los problemas reales que aquejan al país, primando por encima de todo un enfoque político, relegando aún segundo plano los aspectos del desarrollo.
Actualización o reforma como quieran llamarle, está obligado a tocar aspectos tan sensibles como es el capital humano, ajustar la fuerza laboral a la realidad económica del país traerá como está ocurriendo consecuencias dolorosas para la clase obrera y sobre todo para la familia cubana. Las plantillas infladas hasta el exceso, más que un engaño fue la figuración de una Cuba sin desempleo y que por tanto se había cumplido con una de las promesas plasmadas en la Historia me Absolverá.
 Los análisis efectuado por cada una de las entidades estatales en el país, en cuanto a los trabajadores sobrantes han excedido según estimados en más de un millón de trabajadores, sin que el Estado tenga respuesta de empleo para ellos, lo que convierte a estos hombres y mujeres en desempleados.
 Son pocas las alternativas que hoy el Estado puede ofrecer, el trabajo por cuenta propia, el trabajo agrícola, son algunas de ellas.
Montar cualquier negocio por simple que sea necesita capital, recursos, y son los que no tienen estas personas, por lo tanto están obligadas al invento, a buscarse el peso de cualquier forma y manera, porque la familia tiene que comer.
La agricultura sigue siendo la asignatura pendiente en un país netamente agrícola como lo es Cuba, las malas políticas aplicadas durante más de cincuenta años en los campos cubanos, dieron al traste con las bajas producciones y el poco rendimiento, incidiendo de forma negativa la mala retribución de que son objetos los campesinos hoy.
Todo esto incide en que el campo no sea una buena opción para los desempleados, que después de trabajar buena parte de su vida en la profesión que estudiaron se encuentren de la noche a la mañana con algo para lo que no están preparados.
Lo mismo pasa con la construcción, constructor no puede ser cualquiera, si tenemos en cuenta los bajos salarios que se les pagas a estas personas, es motivo suficiente para no aceptar ofertas como estas.
El desempleo es una realidad en Cuba, existe, está ahí usted lo puede ver y palpar, seguirá aumentando el ejército de los brazos caídos, decepcionados y amargados por las circunstancias, sin fe ni esperanzas en el presente ni el futuro, seguirán marchando por las calles de esta ciudad.
* - cubano de a pie
http://iclep.org/panorama-pinareno-ano-2-n-21-2014/

No comments:

Post a Comment