Thursday, February 19, 2015

CUENTO DESDE LA CRIPTA: ¿Y NUESTRA MOMIA QUÉ?

-A lo mejor se cayó debajo de la cama el mes pasado, luego que la usamos con el religioso brasileño, Frei Betto.

 
Texto y dibujo Angélica Mora
19 de febrero, 2015

Los de la Cúpula andaban como locos, tropezándose entre sí y lanzando alaridos.
-¿Qué está pasando aquí? -tronó la voz del Jefe, quien apareció por una de las tantas puertas en Punto Cero.
- Que los camaradas moscovitas están restaurando la Momia de Lenin, dijo el más Osado, quien siempre responde por los demás, ( pero que hasta ahora no ha osado irse a Mayami).
- ¿Y eso que tiene que ver con nosotros?, dijo El Jefe.
-Que ya que los rusos están en eso, les ibamos a pedir que restauran la nuestra, -explicó el de Relaciones Públicas, quien ya fue formalmente nombrado en el cargo, luego  que comenzó el diálogo. Ahora RP  tiene como misión esencial abrir la puerta y hacer pasar a los congresistas gringos -que están llegando como moscas- al despacho de Bruno.
¿Y? dijo el Jefe, -enarcando las cejas.
-Que no la encontramos por ninguna parte,-respondió el más Audaz, (quien junta y junta, pero nunca está satisfecho con lo todo lo que manda a los Bancos fuera de Cuba).
-¿¿Eso significa que Nuestra Momia está perdida?? dijo El Jefe  -No puede ser...  es que no la han buscado bien.
-Fuimos a la pieza de Utilería, donde están las réplicas, detalló el más Gordito  Quien  agregó -hasta me agaché  y moví las maquetas de las Moringas,  por si estaba detrás, pero nada.
-¡¡No se puede haber esfumado!!, gritó, ya en pataleta, el Jefe. -Busquen...busquen .. pregúntenle a Dalia... ella debe saber donde la puso.
-A lo mejor se cayó debajo de la cama el mes pasado, luego que la usamos con el religioso brasileño, Frei Betto, ¿recuerdan? añadió esperanzado el más Valiente
 -¿Buscaron en las otras colecciones que tenemos?, siguió interrogando El Jefe.
-Nos queda por revisar solo la Matrioska, que nos trajo de regalo la última delegación rusa que estuvo aquí, observó el de Relaciones Públicas.
-Revisen, porque alguien la puede haber metido adentro, como sucedió con la de Mariela... y habérsela robado, concluyó El Jefe,en forma determinante, mientras abandonaba el lugar de la conferencia...
¿ROBARSELA? Los miembros de la Cúpula se miraban conteniendo la risa... hasta estar seguros que El Jefe estaba ya lejos...  y no iba a escuchar el coro de sonoras carcajadas.

No comments:

Post a Comment