Sunday, February 15, 2015

HAY QUEJAS EN CUBA POR LA DISTRIBUCIÓN DE LA CANASTA BÁSICA ALIMENTICIA

ICLEP-EL CUBANO LIBRE DE HOY: Editorial Contrariedades en la distribución de la canasta básica alimenticia en Matanzas

La canasta básica alimenticia la provee el Estado. Bajo cuestionables argumentos de contribuir a la nutrición esencial de los cubanos, funciona una red de distribución con un sistema operativo que atenta contra el tiempo establecido para los reaprovisionamientos y la calidad de los productos racionados.
Durante el último cuatrimestre del pasado año, la provincia ha sido víctima de discutibles dobleces que incidieron de manera negativa contra los consumidores. En tal sentido los municipios de Colón, Pedro Betancourt y Unión de Reyes fueron los más afectados.
El mal olor y la coloración del arroz, vendido en las bodegas de la localidad de Colón du- rante este periodo, provocó la indignación de quienes sin otra opción adquisitiva tuvie- ron que elaborarlo y consumir- lo (fenómeno que se manifies- ta de igual manera en los meses de enero y febrero del presente año). El reparto tardío de la leche, por fallas en los medios de transporte del Combinado Lácteo de Matanzas, el deterioro en las envolturas del yogur, como consecuencia de problemas en los equipos técnicos destinados a sellar los envases y las contrastantes características de la leche en polvo, atenta contra la equidad necesaria entre consumo y agrado al paladar.
La Dirección Municipal de Comercio y Gastronomía en Pedro Betancourt, archiva en gavetas apolilladas, reclamaciones de esta índole sin que se adopten medidas preventivas, ni retribuyan a los aquejados las afectaciones.
Se repite en el poblado, la mala calidad en el arroz, la descomposición del pollo vendido por concepto de dieta en los meses de diciembre y enero último, así como los constantes desajustes en los horarios de adquisición de la leche.
Un total de 808 kilogramos de frijoles en mal estado afectaron a 2 mil 327 consumidores, en Unión de Reyes. La Empresa Mayorista de Productos Alimenticios del poblado, unidad responsable de la anomalía, bajo múltiples justificaciones y plazos prolongados repuso el producto, factor que no aminoró el malestar popular.
El territorio enfrentó además, el atraoó, hasta por seis meses de la entrega del pollo.
La Empresa Pesquera de Matanzas, justifica la falta de las toneladas requeridas a roturas en los equipos de refrigeración.
La manipulación intencional de las pesas, para cubrir la disminución de kilogramos, por concepto de negligencias o durante el proceso de descongelación de los cárnicos, envuelve a miles de clientes, quienes pagan libras que no llevan en sus bolsos.
La deshonestidad directiva, a todos los niveles generado por el vicio de la bribonada, condicionado por el propio régimen desde su llegada al poder, inunda de manera desmedida la isla en detrimento del bienestar ciudadano y la capacidad de los individuos de vivir en conformidad.
La alimentación constituye, en la Cuba de hoy, uno de los más grandes problemas que enfrenta el cubano de a pie, antecedido sólo, por las fallas que afrontamos con el Ministerio de Salud Pública Nacional, que en igual medida genera desaciertos, vicisitudes y trabas existenciales entre la población.
http://iclep.org/el-cubano-libre-de-hoy-ano-2-n-22-2015

No comments:

Post a Comment