Thursday, April 23, 2015

BAJO LA PIEL DE CORDERO: EL CASO URQUIOLA

En el fondo, sólo se trató de ventilar lo que todos saben pero callan, sumidos en la hipocresía del gobierno castrista de la cual no se pueden sacudir por más de medio siglo.
 
Gráfica:elobservatoriodeltiempo.wordpress.com
Angélica Mora
Nueva York
23 de abril, 2015
Las declaraciones del entrenador Alfonso Urquiola, sobre la descomposición en la rama del béisbol,  no solo puso en evidencia lo que todos conocen, que es la corrupción en el deporte sagrado de los cubanos, sino tambien levantó la piel de cordero del régimen en lo que se refiere a "transparencia" en la información.
Por muchos meses se había  hablado de la necesidad de "ventilar abiertamente los problemas que aquejan a la población cubana". En la tarea han estado desde el vicepresidente Miguel Díaz Canel,  hasta directores de las publicaciones, pasando naturalmente, por las redes sociales oficialistas.
Pero cuando alguien cumplió y se quejó...  le cayeron encima ultrajados, como ese clásico orangutan que probaba la resistencia de una maleta saltando sobre ella.
La rasgadura de vestimentas del sitio digital Cubadebate, que dice demandará a un funcionario estatal que se apropió del contenido de una entrevista realizada al mánager Alfonso Urquiola y la difundió en las redes sociales, recuerda el cuento del sofá, que es sacado de la pieza para que no haya más escándalos.
El enojo de Cubadebate no fue porque no se acreditara al periodista Michel Contreras como autor de la grabación. En realidad fue porque esa entrevista no fue "sanitizada" antes de darla a conocer y salió a la luz pública con sus llagas abiertas.
Las declaraciones originales, generaron revuelo inmediato en los medios deportivos y periodísticos, y entre los aficionados beisboleros, debido a las explosivas declaraciones del eficiente entrenador, quien declaró que  renunciaba a seguir dirigiendo el equipo de Pinar del Río mientras continuaran “la corrupción y las inmoralidades” en la pelota.
Anunció Urquiola en el audio difundido:
“Sinceramente yo estoy decepcionado de lo que es el béisbol, lo digo así con toda honestidad. Determiné que no dirijo más pelota, mientras exista esto. No hay honestidad. Uno hace una cosa y lo sancionan y otro hace otra y no pasa nada. Me voy para mi casa tranquilo. Un país como este no se merece eso”,
La versión de Cubadebate fue con las "curitas correspondientes", limpia del sudor y lágrimas del atormentado Urquiola
El sitio oficial Cubadebate podrá argumentar la falta de ética cometida por el autor de la grabación clandestina que "violó los derechos de propiedad intelectual y artística, establecidos por el Código Civil cubano, lo que abre el camino para una acción legal contra el infractor" (cuyo nombre no se ha dicho).
Sin embargo, en el fondo, solo se trató de ventilar lo que todos saben pero todos callan, sumidos en la hipocresía cultivada por el gobierno castrista y de la cual no se pueden sacudir por más de medio siglo.

No comments:

Post a Comment