Wednesday, April 29, 2015

EL PADRE JOSÉ CONRADO EXPRESA QUE NO HAY MEJORÍA EN LA SITUACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN CUBA

La Iglesia 'necesita ser más audaz', porque 'el reino de Dios es la justicia y el bien de los hombres. Si la Iglesia pierde este norte, pierde su esencia', asegura.
Miami, 29 Abr 2015
El sacerdote católico José Conrado Rodríguez negó que se haya producido una "mejoría" en la situación de los derechos humanos en la Isla y dijo estar dispuesto a "reconocerla" cuando esto suceda.
"No, en este momento todavía no la noto. No estoy cerrado a reconocerlo cuando empiece a haber los cambios que el pueblo de Cuba necesita. Sí noto que ha habido un cambio en el lenguaje y ya eso es un adelanto. Ese ambiente de insulto, contra los yanquis o contra lo que sea", explicó el religioso en una entrevista con El Nuevo Herald.
Sobre la próxima visita del papa Francisco a la Isla, el párroco, que trabaja habitualmente en la Diócesis de Cienfuegos, aseguró que "en este momento el pueblo de Cuba necesita empoderamiento, [pues] hemos tenido muchos años de dependencia de un estado totalitario".
"Creo que el gobierno cubano no ha renunciado a la voluntad totalitaria, aunque poco a poco ha tenido que ir cediendo porque las circunstancias han ido cambiando. Yo creo que [la visita papal] va a servir para que el pueblo cubano (...) descubra que ellos son los protagonistas. El pueblo cubano se ha acostumbrado a esperar que sean otros los que le resuelvan los problemas", apuntó.
Piensa que, a veces, fuera de Cuba, "se ha juzgado con dureza y con injusticia a la Iglesia cubana", aunque también considera que la institución "necesita ser más audaz".
"La institución está en función del reino de Dios y el reino de Dios es la justicia y el bien de los hombres. Si la Iglesia pierde este norte, pierde su esencia. A veces nos hemos dejado llevar por el miedo que todo el mundo tiene en Cuba. Yo también, porque hay que decir la verdad", afirmó Rodríguez.
En cuanto el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, el párroco señaló que "es un buen camino, porque todo aquello que vaya de la guerra a la paz, del odio al respeto, al amor; todo aquello que haga que un pueblo sea capaz de respetar y de hacerse respetar, eso es positivo".
En la entrevista, el sacerdote recordó que, durante la grave crisis económica de los años 90, el régimen de La Habana impidió la entrada al país de un millón de dólares en medicamentos, gestionados por él con el arzobispo cardenal de Nueva York y varias empresas norteamericanas, con la autorización del entonces presidente George Bush (padre).

No comments:

Post a Comment