Friday, April 24, 2015

INSEMINACIÓN ARTIFICIAL EN FAVOR DE ESPÍA CUBANO NO TIENE PRECEDENTES EN CÁRCELES FEDERALES

El embarazo a control remoto, una nueva burla de ambos sistemas de gobierno.

GerardoGema-display
Gerardo Hernández y Adriana Pérez en las primeras horas del nacimiento de Gema en La Habana.
Por Redacción CaféFuerte
El proceso de inseminación artificial que favoreció a la esposa del espía convicto Gerardo Hernández no tiene precedentes en la historia de las prisiones federales en Estados Unidos, admitió el Departamento de Justicia.
En una carta de respuesta a una solicitud de la congresista Ileana Ros-Lehtinen, el Buró Federal de Prisiones (BOP) explicó que el Departamento de Estado autorizó la operación para tomar muestras de semen a Hernández en la cárcel a instancias del Departamento de Justicia.
El proceso, iniciado a petición de Adriana Pérez, esposa de Hernández, permitió a la pareja el nacimiento de su única hija el pasado 6 de enero. Her’nández, jefe de la Red Avispa, cumplía dos cadenas perpetuas en Estados Unidos por espionaje y conspiración para cometer asesinato, pero fue liberado como parte del proceso de negociaciones entre Washington y La Habana, el 17 de diciembre.
Cuba costeó el proceso
Pérez viajó a una clínica de Panamá para completar el proceso de inseminación, que fue efectivo en una segunda oportunidad. Los costos corrieron completamente a cargo del gobierno cubano, y se estiman en más de $20,000 dólares.
“El Departamento de Estado facilitó esta petición de favor humanitario después de consultarla con el Departamento de Justicia. El BOP llevó a cabo entonces la operación permitiendo a un doctor de Panamá recoger la muestra del señor Hernández y transportarla fuera de la institución. El BOP no tuvo más relación con este asunto ni incurrió en ningún gasto en conexión con el procedimiento”, indicó la misiva, firmada por el subsecretario de Justicia, Peter J. Kadzik.
La entidad dijo que no se conoce ningún caso similar que haya tenido lugar en sus instalaciones.
“Finalmente, basándonos en nuestra revisión, no existe ningún asunto o regulación legal involucrados en este asunto”, concluyó Kadzik.
La respuesta del BOP, bajo jurisdicción del Departamento de Justicia, se debió a una solicitud de Ros-Lehtinen y de su colega Robert W. Goodlatte (R-VA), presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, reclamando explicaciones por el inédito incidente de inseminación ocurrido en una prisión federal estadounidense,
Una acción vergonzosa
“Es vergonzoso observar que el Departamento de Estado realice este tipo de trámites para asesinos convictos asociados con países en los cuales los más fundamentales derechos humanos son violados diariamente. Es claro que nuestra administración continúa otorgando concesiones al régimen de los Castro con tal de adquirir titulares en la prensa y no para otorgar beneficios al pueblo cubano que sigue sometido al yugo de una tiranía comunista”, manifestó la congresista sobre la carta recibida.
La petición de Ros-Lehtinen había sido enviada el pasado 12 de febrero.
El proceso de inseminación artificial de Pérez fue impulsado por el senador Patrick Leahy, demócrata por Vermont y una influyente figura en el Congreso y la Casa Blanca. Pérez, de 42 años, pidió ayuda a Leahy para lograr tener un hijo ante la incertidumbre sobre su esposo.
El fruto de este proceso es una niña llamada Gema. El matrimonio tiene asignada una vivienda especial y un grupo de asistentes domésticos para atenderlos.
Hernández, que fue condecorado como héroe a su regreso a la isla, realiza actualmente recorridos por centros laborales y estudiantiles, y visita provincias del país, donde llama a la defensa de la revolución. En una entrevista reciente para la BBC, el periodista llegó a preguntarle si no consideraría ser presidente de Cuba en un futuro cercano.

No comments:

Post a Comment