Thursday, October 29, 2015

CHRISTIE CONTRA CASTRO Y OBAMA


CHRISTIE CONTRA CASTRO Y OBAMA
Por Alfredo M. Cepero
Director de www.lanuevanacion.com
Cuando la mayoría de los políticos de ambos partidos, con excepción de los senadores y congresistas cubano-americanos, se muestran indiferentes y hasta cómplices de la ayuda de Obama a la tiranía castrista, Christie se ha parado en firme.
El Gobernador de New Jersey, Chris Christie, ha sido acusado por las bases de su Partido Republicano de haberle costado la presidencia Mitt Romney con su abrazo a Barack Obama dos días después de que el huracán Sandy arrasara las zonas costeras del estado en 2012. Esto nunca lo sabremos con exactitud pero de lo que no tengo dudas es de que las declaraciones de Christie lo ubican a la izquierda de su partido en asuntos sociales. Por eso no es santo de mi devoción. Pero eso no quiere decir que yo sea incapaz de reconocerle su integridad de principios y su firmeza para defenderlos sin temor a la opinión ajena. Eso lo hace merecedor de mi respeto y un sujeto extraño en ese mundo sinuoso de la política de nuestros tiempos.
La semana pasada Christie nos dio una prueba de su capacidad para ir en contra de la corriente. Cuando la mayoría de los políticos de ambos partidos, con excepción de los senadores y congresistas cubano-americanos, se muestran indiferentes y hasta cómplices de la ayuda de Obama a la tiranía castrista, Christie se ha parado en firme. Le dijo al "apaciguador en jefe" que New Jersey no formaría parte de una componenda que, tal como hizo el presidente en sus negociaciones con los clérigos iraníes, lo entrega todo sin exigir reciprocidad en los beneficios.
De inmediato pasó del dicho al hecho. En una carta al Presidente de la Autoridad de Puertos de New York-New Jersey, John Degman, el Gobernador Christie le dijo que los servicios de vuelos a Cuba Comunista serían "inaceptables" mientras no fuera extraditada a los Estados Unidos la criminal fugitiva Joanne Chesimard. Degman estuvo de acuerdo con el gobernador y envió una carta al Presidente de United Airlines, Brett Hart, pidiéndole que desistiera de efectuar esos vuelos.
Pero lo más interesante es que el Senador Estatal, Brian Stack, miembro del Partido Demócrata, hizo causa común con el gobernador republicano. En tal sentido, Stack declaró: "Me opongo en un mil por ciento a cualquier negociación con Cuba mientras los hermanos Castro se encuentren en el poder". A diferencia de Obama, Christie lidera desde la vanguardia, por eso logra apoyo bipartidista para sus proyectos.
Todos los analistas saben que Barack Obama no hizo una sola exigencia a la tiranía castrista a cambio de lanzar el circo de la "normalización" a toda velocidad. Lo que nadie sabe es cuantos acuerdos permanecen en secreto y cuantos asuntos pendientes entre las dos naciones han sido ignorados. Uno de los problemas que no ha sido solucionado en lo que debe ser una larga lista son los 35,000 inmigrantes cubanos que, según las leyes de Estados Unidos, han sido convictos de delitos y jamás repatriados a Cuba porque los tiranos se han negado a recibirlos. Los que sí han sido bienvenidos en Cuba son los cubanos delincuentes que han robado millones al Medicare y han escapado a la justicia de los Estados Unidos.
Sin embargo, nada de esto ha sido obstáculo para que Obama decidiera de manera unilateral sacar a Cuba Comunista de la lista de "estados patrocinadores del terrorismo", diera luz verde a los bancos y empresas de tarjeta de crédito para que aceptaran cargos hechos en Cuba y abriera las puertas a las compañías aéreas para que aumentaran sus vuelos regulares a la Isla. Se habla incluso en los corredores de Washington que, antes de abandonar la Casa Blanca, Obama le devolverá los terrenos de la Base Naval de Guantánamo a los sátrapas de Birán.
Por otra parte, según estadísticas de septiembre de 1998, en Cuba vivían por esa época entre 2,000 y 3,000 norteamericanos, ya fueran expatriados, inmigrantes o norteamericanos de origen cubano. Entre ellos había 70 fugitivos de la justicia norteamericana. Muchos de los cuales arribaron a Cuba en 90 intentos de llegar a la Isla en aviones comerciales o privados que tuvieron lugar entre 1968 y 1973.
Entre los criminales más notorios se encuentra Joanne Chesimard, líder del Ejército Negro de Liberación, que asesinó a un patrullero del estado de New Jersey en 1973 y por cuya captura ofrecen una recompensa de UN MILLÓN de dólares. Esta es la terrorista que reclama el Gobernador Christie y que le ha creado el problema a Castro y Obama. Esta mujer ha vivido en La Habana todos estos años bajo la protección de la tiranía y ha tenido la audacia de registrar su nombre en la guía telefónica de la capital cubana bajo el pseudónimo de Assata Shakur.
Una delincuente ligada a Chesimard que todavía vive y trabaja en Cuba es Nehanda Abiodun, a quién se le acusa de haber ayudado a escapar de la cárcel a la primera en 1979. Otro fugitivo que permanece en Cuba es el terrorista puertorriqueño Guillermo Morales, quién escapó de un hospital en Nueva York mientras se encontraba bajo custodia de la policía. También vive actualmente en Cuba el asesino y secuestrador de aviones Charlie Hill. Este hombre ha pasado 36 años protegido por los tiranos y fuera del alcance del FBI.
Por otra parte, es interesante añadir otro hito a los logros inauditos de la tiranía castrista. Ha creado el primer zoológico de panteras negras bípedas y que caminan erectas. Una de esas panteras fue William Lee Brent, miembro del Partido de las Panteras Negras, que secuestró el vuelo 154 de TWA en 1969. Lee Brent murió en Cuba en 2006. Su colega en las Panteras Negras, Eldrige Cleaver, autor de "Alma en Hielo", se refugió en Cuba en 1968 después de ser acusado de intento de asesinato de dos agentes de policía. Después de viajar a Argelia, Cleaver decidió regresar a los Estados Unidos, donde murió en 1998. Y la última fue William Potts, una pantera negra arrepentida y llorona que extrañaba al imperialismo y decidió regresar a los Estados Unidos en 2013. Aquí se encuentra en prisión y será elegible para libertad condicional en 2021.
Esta situación creada por la oposición del Gobernador Christie a vuelos a La Habana mientras la tiranía ofrezca santuario a criminales es un obstáculo con el que no contaban Obama y los tiranos cubanos. Gracias a las garantías constitucionales norteamericanas al poder de los estados ninguno de estos personajes tiene el poder de desatar el nudo. Aquí se encuentran literalmente impotentes.
Reconozco, sin embargo, que este obstáculo por sí solo no echará abajo la trama diabólica para dar respiración artificial a la tiranía. Pero muy bien podrían surgir otros problemas similares en el camino de implementar lo que podría ser la última estrategia de supervivencia de estos miserables. El régimen y sus pilotos están ya demasiado decrépitos para confrontar los retos de un pueblo que ya no cree en sus mentiras y que está cansado de opresión y miseria.

No comments:

Post a Comment