Wednesday, October 14, 2015

GLORIA DEL DEPORTE CUBANO ANDA A PIE

Pentacampeón del boxeo cubano se queja de que no tiene carro


Savon-display
El glorioso Félix Savón, al parecer decidido a abandonar la pintura.
Por Daniel Benítez
Café Fuerte
El boxeador Félix Savón, gloria del deporte cubano, seis veces campeón mundial y tricampeón olímpico, reconoció que desde hace siete años no tiene un auto porque el Lada que le entregaron dos décadas atrás se le fundió y el Hyundai que le vendieron tiene problemas eléctricos.
El famoso deportista nacido en un poblado de la oriental provincia de Guantánamo durante su exitosa carrera ganó todos los títulos amateurs de la Asociación Internacional de Boxeo, y es uno de los tres peleadores en la historia del pugilismo que ha obtenido triple corona olímpica, hazaña también lograda por el cubano Teófilo Stevenson y el hungaro Laszlo Papp.
Ssin embargo hoy prefiere andar a pie porque si enciende su carro se puede electrocutar.
Durante una entrevista telefónica con el periódico Venceremos, Savón, de 48 años, explicó que vive en el reparto Fontanar, en el municipio habanero de Boyeros. Actualmente es preparador de niños en la zona de El Cerro.
La técnica es la técnica
Savón, quien se ganó un puesto en el imaginario popular por supuestamente ser el autor de la frase “La técnica es la técnica y sin técnica no hay técnica”,  le aclaró al periodista que jamás pronunció esa afirmación, y que su verdadero autor es Teófilo Stevenson quien se lo dijo a un reportero tras una sesión de sparring que ambos sostuvieron en Estados Unidos, en la cual Stevenson lo golpeó fuertemente y lo tumbó al encerado.
Al llegar a La Habana, relata Savón, otro periodista le preguntó sobre la expresión y cuando intentó aclarar el malentendido un gesto de Stevenson lo obligó a callar, quedando así para todos como que el autor de una broma nacional.
La entrevista también aborda al boxeador devenido pintor, una faceta que parece no traerle buenos dividendos. Aunque reconoce que ha hecho varios cuadros con amargura, asegura que ni se exhiben ni se venden, con lo cual parece que ha desistido de seguir por esos derroteros artísticos.
Durante su carrera acumuló 362 victorias y tras retirarse del deporte activo en el 2001 reconoció haber sido víctima de la depresión, por lo que decidió entonces combatirla enfocándose en la creación artística.  En el 2009 inauguró su primera exposición personal en Guantánamo.
En el plano familiar el deportista aclaró que tiene cinco hijos, entre ellos dos parejas de mellizos. Los primeros tienen 19 años y se nombran María Félix y Félix Mario; los últimos tienen 16 y se llaman Félix Ignacio y Félix Félix. Entre ambos dúos nació Draifelix, de 18, quien sueña con ser como Juana Bacallao.

No comments:

Post a Comment