Wednesday, January 27, 2016

EL RÉGIMEN INSACIABLE PIDE MÁS


La Habana destaca las medidas de Washington, pero sigue sin dar pasos que permitan su efectividad

cubadebate blanco

Gráfca, Cubadebate
DDC | La Habana | 27 Ene 2016
El Gobierno cubano destacó este martes las más recientes disposiciones de Washington y dijo que contribuirán a "debilitar las estructuras que sostienen el bloqueo"; sin embargo, no dio señales de que planee tomar medidas para permitir su efectividad.
La prensa oficial resaltó la autorización del otorgamiento de créditos para financiar exportaciones a Cuba —es decir, la eliminación del pago por adelantado para productos no agrícolas—, y lo que consideró un "reconocimiento [limitado] de la empresa estatal como actor comercial".
No obstante, se quejó de que se mantengan las restricciones para el uso del dólar, y afirmó que las medidas —el tercer paquete que anuncia la Administración de Barack Obama desde el 17 de diciembre de 2014— son una muestra de que el presidente estadounidense "puede hacer más y tiene prerrogativas que aún no ha utilizado".
El régimen no ha dejado de exigir concesiones a Washington en los últimos 14 meses. Mientras, ha dejado claro que no piensa modificar su ordenamiento legal para propiciar el impacto de las flexibilizaciones estadounidenses en la Isla.
Sobre las exportaciones
En cuanto a los créditos, el diario oficial Granma dijo que las últimas disposiciones, anunciadas por los departamentos del Tesoro y Comercio, autorizan a bancos comerciales estadounidenses y de otros países radicados en Estados Unidos a "proveer financiamiento —incluidas las cartas de crédito— para las exportaciones o reexportaciones autorizadas, con excepción de las ventas agrícolas", sujetas a pagos en efectivo por adelantado.
Consideró que medidas anteriores, de enero y septiembre de 2015, abrieron una "estrecha puerta" a la exportación de productos estadounidenses a Cuba, como materiales de construcción, equipamiento y herramientas para el uso del pequeño sector privado, así como para la actividad agrícola también no estatal.
El Gobierno cubano mantiene el monopolio sobre exportaciones e importaciones, controla todos los sectores de la economía y permite solo una actividad mínima y acotada de la iniciativa privada. Hasta el momento, no se conocen cambios para que las medidas estadounidenses puedan ser aprovechadas por el sector no estatal.
Las disposiciones de este martes en materia de exportaciones "contemplan una política general de aprobación de licencias para algunos productos agrícolas, como insecticidas, pesticidas y herbicidas. También, para equipos necesarios para la seguridad de la aviación civil y la seguridad operacional de vuelos comerciales internacionales, incluido para aviones arrendados a empresas de propiedad estatal", detalló el diario del Partido Comunista. "Esto último está en concordancia con los acuerdos preliminares sobre los vuelos comerciales" entre ambos gobiernos, dijo.
Igualmente, incluyen el "otorgamiento de licencias, las exportaciones y reexportaciones de mercancías y programas informáticos para organizaciones de derechos humanos, individuos y organizaciones no gubernamentales que promuevan la actividad independiente en Cuba; y en el área de las telecomunicaciones la entrada de equipos al país", señaló.
Indicó que las nuevas medidas, que entran en vigor este miércoles, establecen el otorgamiento de "licencias específicas, tras un análisis caso a caso, para las exportaciones y reexportaciones de productos dirigidos a satisfacer las necesidades del pueblo cubano, incluyendo las compras que con ese propósito efectúen empresas estatales, agencias y organizaciones del Gobierno cubano".
En ese apartado entrarían productos relacionados con la producción agrícola, creaciones artísticas, educación, procesamiento de alimentos, preparación, respuesta y recuperación de desastres, salud pública y sanidad, construcción y renovación de viviendas, transporte público, y la construcción de infraestructuras como instalaciones para el tratamiento de los suministros públicos de agua.
"Es la primera vez que se acepta la participación del Estado cubano en este tipo de negociaciones; algo en lo que se venía insistiendo en diferentes momentos de las conversaciones" Washington-La Habana, resaltó Granma; aunque lamentó que "continuará en vigor la política general de denegar las exportaciones y reexportaciones de artículos por parte de empresas estatales, agencias y otras organizaciones del Gobierno cubano que generen esencialmente ingresos para el Estado", como las industrias vinculadas a la extracción o producción de minerales y otras materias primas, el turismo, las Fuerzas Armadas, la Policía, los servicios de inteligencia y los órganos de seguridad.
Sobre los viajes
En cuanto a los viajes a Cuba, el diario del PCC mencionó la autorización de los relacionados con las exportaciones o reexportaciones autorizadas, la investigación de mercado, negociación de contratos y ventas, entregas acompañadas, entre otros.
También, las estadías temporales del personal que opera o brinda servicios a embarcaciones y aeronaves que transportan pasajeros entre los dos países, y para actividades vinculadas a la producción profesional mediática o artística, incluyendo la filmación o producción de programas de los medios de comunicación (como películas y programas de televisión), grabaciones de música y la creación de obras de arte. "Ello incluye el empleo de nacionales cubanos y el envío de regalías u otros pagos", dijo.
Washington ha autorizado asimismo, los viajes y transacciones relacionadas con la organización de competencias de federaciones deportivas internacionales amateur y semiprofesionales, espectáculos públicos y otros eventos. Mientras, ha eliminado los requisitos de que las ganancias de los eventos sean donadas a ciertas organizaciones, así como la obligatoriedad de que algunos eventos sean dirigidos parcialmente por viajeros estadounidenses.
La Habana pide más
Granma calificó el nuevo paquete de medidas como "otro paso de avance" en las relaciones Washington La Habana, pero criticó que no incluyan cambios en cuanto a la prohibición del uso del dólar en las transacciones financieras internacionales cubanas, algo que, dijo, "encarece y entorpece todas las negociaciones".
El periódico del PCC se quejó además de que las exportaciones permitidas a las empresas estadounidenses estén limitadas a determinados servicios y requieran evaluaciones y licencias específicas. "No se amplía a otros sectores lo aprobado para el de las telecomunicaciones, donde hoy es posible hacer inversiones, vender a empresas del Estado cubano servicios, software, dispositivos y equipos, aunque no de alta tecnología", añadió.
En su reporte, la web oficial Cubadebate, lamentó que se mantengan los impedimentos para que las entidades estatales cubanas (bancos, empresas) abran cuentas corresponsales en bancos de Estados Unidos.
Tras el anuncio del nuevo paquete de medidas este martes, Washington urgió a La Habana "a hacer más fácil para sus ciudadanos iniciar negocios, participar en el comercio y acceder a información en internet".
Estados Unidos "está haciendo su parte para eliminar obstáculos que han sido un lastre para los cubanos", opinó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price, informó EFE.
Otro funcionario, citado por Reuters, advirtió que el impacto de las disposiciones "dependerá en gran parte de los pasos que dé el Gobierno cubano".
Una de las principales quejas de los cubanos es que el publicitado crecimiento del turismo tras el acercamiento Washington-La Habana y el aumento del PIB un 4%, según los datos oficiales, no han tenido repercusión en la economía doméstica que, en contraste, empeora.

No comments:

Post a Comment