Tuesday, December 27, 2016

MADURO ACUSA A LA OPOSICIÓN DE GENERAR UN AMBIENTE DE GUERRA


Nicolás Maduro y el papa durante un encuentro en el Vaticano en octubre. (AFP)
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, instó este lunes a la oposición a asistir a la mesa de diálogo el próximo 13 de enero, y la acusó de plantear su retiro de las conversaciones a fin de generar un ambiente de "guerra", según informa Notimex.
Maduro criticó al secretario ejecutivo de la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, por el envío este 24 de diciembre de una carta al secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, a fin de advertir la ausencia de condiciones para reanudar el diálogo.
Afirmó que el "regalo de Navidad" que envió Torrealba al país fue anunciarle que "se va a la guerra, porque si no dialoga, quiere decir que se va a la guerra y además pide una intervención de Venezuela".
El Vaticano participa como facilitador del diálogo, que quedó congelado este mes luego que la oposición acusara al Gobierno de no responder a sus exigencias ni cumplir los acuerdos.
La MUD indica en la carta que en los últimos 24 días "la crisis económica y social sobre la cual cabalga el conflicto político venezolano se ha hecho aún más veloz e inflamable", según reporta Reuters.
En su programa de radio "La hora de la salsa", Maduro afirmó que respetará el compromiso de diálogo con la oposición y que espera que la MUD se presente al encuentro de 13 de enero.
Asimismo, ratificó al papa Francisco su disposición de respetar el compromiso por la paz y el encuentro, pues el diálogo "no tiene alternativa".
"El 13 de enero tenemos una reunión y nosotros la vamos a cumplir", dijo el presidente en respuesta a la negativa de la MUD.
"Que se cumpla en 2017 la agenda de ruta que se ha establecido. Si la oposición cambia a sus interlocutores que lo haga, pero tenemos un compromiso (el 13 de enero)", aseveró.
"Paz, eso es lo que necesitamos. 2017 va a ser un año bonito desde el primer día. Una vez los veré sentados frente a mí, con los invitados facilitadores. Gracias, Francisco, su esfuerzo para que bajen las tensiones en Venezuela será siempre recibido con amor", agregó.
La MUD presentó como condiciones del diálogo con el Gobierno la liberación de opositores presos, el respeto a la autonomía de la Asamblea Nacional, una solución a la crisis por el desabastecimiento de alimentos y medicinas y la aprobación de un cronograma electoral.
La oposición se negó a asistir a la mesa de diálogo de comienzos de mes, señalando que ninguna de sus condiciones ha encontrado solución con el diálogo.
Torrealba advirtió que la MUD no volverá a la mesa de diálogo mientras el Gobierno persista en incumplir los acuerdos suscritos en las conversaciones y señaló que el interés de la MUD es que el 13 de enero el representante del Vaticano y los otros facilitadores constaten el incumplimiento del Gobierno.
"Si estas demandas, que eran perentorias de cara al 6 de diciembre, no han sido satisfechas para el 13 de enero obviamente no habrá condiciones para el restablecimiento del diálogo directo entre las partes", dijo Torrealba.
Además agregó que de no honrar lo pactado "se está incurriendo en una burla al pueblo venezolano y a la comunidad internacional, burla que es extremadamente peligrosa en el marco de una situación inflamable desde el punto de vista económico y social".
La oposición intenta presionar al Gobierno para que libere a un centenar de "presos políticos", permita la convocatoria de un referendo sobre el mandato de Maduro y abra un canal humanitario que alivie la fuerte escasez de alimentos y medicinas.
Pero sostiene que no se ha avanzado hacia una solución electoral y otros puntos, como retomar la autonomía del Parlamento.
El Gobierno, a la vez, reclama que la oposición no ha resuelto el desacato que tiene la Asamblea Nacional ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

No comments:

Post a Comment