El presidente Barack Obama redujo este martes la pena de 209 presos, incluido Chelsea Manning, quien filtró documentos secretos a WikiLeaks cuando laboraba como analista de Inteligencia del Ejército.
Entre los beneficiados por la decisión de Obama, a tres días de que entregue la presidencia a Donald Trump, también se encuentra el nacionalista puertorriqueño Óscar López Rivera.
Además, Obama indultó a 64 personas, incluido el general retirado James Cartwright, que fue acusado de perjurio durante una pesquisa sobre la revelación de información secreta.
La mayor parte de las otras personas a las que se les conmutó sentencias estaban cumpliendo condenas por delitos relacionados con drogas en los que no hubo violencia.
Durante los ocho años de su mandato, Barack Obama conmutó la pena a un total de 1.385 personas. De esta forma, se consagró como el gobierno de los Estados Unidos que más presos perdonó.
Además, según estadísticas del Departamento de Justicia, Obama aprobó más conmutaciones que los últimos 12 presidentes combinados.
infobae