Monday, January 16, 2017

MISIONES MÉDICAS CASTRISTAS EN USA: PELE EL OJO, COMO DICEN EN VENEZUELA



En la foto: Vanguardia de la misión médica castrista en Chicago
Por Aldo Rosado-Tuero
Obama, a solo días de cesar como primer mandatario de la nación ha  vuelto a clavar su venenosa ponzoña, para facilitar aún más el adoctrinamiento marxista entre los más vulnerables a ser reclutados, llegando a un acuerdo con la tiranía raulista para traer a este país una misión médica “cubana”, al estilo de las que funcionan en la Venezuela chavista y otros países, “dónde la mayoría de sus integrantes son segurosos (cuando no directamente espías) y voceros del marxismo cultural, precisamente entre la gente con menos estudios y menos recursos a las que tendrían pleno acceso”, como acertadamente apuntó la venezolana a Ana Julia Mena Montesinos . “Ese tipo de “Misiones” al estilo chavista no tiene nada que hacer en los USA.”
Los cubanos realmente anticastristas estamos ante una encrucijada. Según sepamos mover las cartas y las fichas del juego podríamos conseguir lo que nunca antes se había logrado acorralando a la tiranía; o de lo contrario, si seguimos dejando que predomine la apatía y la acomodaticia postura de esperar porque otros nos saquen las castañas del fuego o se llegue a un arreglo vergonzoso con los herederos de los tiranos que prolongaría el régimen por años.
Es hora de movilizarnos de inmediato para exigir a la nueva Administración de Trump y al Congreso y al Senado, ambos con mayoría republicana para que anulen el convenio médico que les ha regalado Obama—como tantas otras cosas producto de su mojiganga con Raúl Castro—para introducir adoctrinadores marxistas en los barrios pobres en que el mismo Obama inició su carrera de adoctrinador y activista comunista con el título de “organizador comunitario”.
Es hora de que el exilio sacuda la apatía que lo mantiene paralizado. Pero, con líderes que no dirigen, y no tienen ni idea de cómo se inician las grandes campañas, con legisladores que se hacen llamar “nuestros”, pero que la mayoría de las veces se conforman con hacer pomposas declaraciones donde nos enteremos sus electores, pero que raramente legislan de verdad en favor de nuestra libertad o de preservar la de los EE.UU. y con comentaristas y hacedores de opinión que no se involucran en temas candentes, estamos fritos.
Se impone un cambio de actitud. Llegó la hora de despertar la conciencia aletargada de lo que un día fue una vibrante y combativa comunidad exiliada. Podemos hacerlo. Solo hace falta que despierten los actuales líderes y den un paso al frente, tanto los “líderes”  conocidos, como  “nuestros” legisladores; o que “pinos nuevos” asuman la responsabilidad de tomar la antorcha y levantar los ánimos, sin falsos alardes y sin creerse los elegidos, ni endiosarse o dejar que los endiosen.

Aquí tienen a los que preparan el camino para establecer una misión estilo chavista–con médicos castristas–en los barrios pobres de Chicago.
He aquí dos asuntos importantes en que podemos ya, sin dilación, comenzar a actuar y exigir la anulación inmediata de dos de las medidas tomadas por Obama: La compra de carbón de marabú hecho con mano de obra esclava y el convenio de traer una misión médica cubana castrista a los barrios pobres de Chicago.
 A continuación el comunicado de la tiranía sobre esta misión médica castrista en los EE.UU.
 “Expertos cubanos en salud trabajarán junto a especialistas locales en la evaluación de la asistencia médica a comunidades vulnerables y de limitados recursos de la ciudad estadounidense de Chicago", señalaron la víspera fuentes diplomáticas de la isla.
Según una nota de prensa de la Embajada de Cuba en Washington, la iniciativa se enmarca en un proyecto de colaboración entre la Universidad de Illinois y el Ministerio de Salud Pública de la mayor de las Antillas.
Los trabajos comenzaron, con la visita a Chicago de tres profesionales cubanos del sector, "de cara al objetivo de proponer acciones que contribuyan a mejorar los indicadores de salud de las comunidades incluidas en el proyecto".
De acuerdo con la información, los visitantes permanecerán en la llamada Ciudad de los Vientos hasta el 13 de enero, en la primera etapa de la colaboración, que durará aproximadamente un año, centrada en la atención materno-infantil y la detección y prevención del cáncer.”

No comments:

Post a Comment