Monday, February 6, 2017

PARÁBOLA DEL TRIGO, LA CIZAÑA Y LOS CUBANOS

ICLEP-CIMARRÓN DE MAYABEQUE: “La ocasión de la cizaña”.

Por: Osniel Carmona. Periodista Ciudadano
Mayabeque, 6 de febrero, 2017
Parecidas son cizaña y trigo cuando comienzan a crecer, oportuna es la parábola bíblica para recomendar similitudes en los tiempos nuevos. Similares parecen hijos patriotas de aquellos que solo les importa el beneficio propio y por sus logros individuales se valen de cualquier artificio para “salir adelante en la vida”. Durante décadas existió una emigración forzada por quienes no aceptaron la diversidad de criterios, diferencias en preferencias musicales o sexuales, esa realidad nos aisló y separó familia. La de hoy nos sienta en un parque junto a John Lennon y hacemos marchas pro gays.
Familias enteras vendieron su casa creando deudas gigantescas con acreedores, quienes esperan sean restituidas desde EE.UU. Lo cierto es que cientos, quizás miles volverán obligados en un retorno inesperado para lo cual no tendrán opciones fuera de las tomadas entre gobiernos, sin tener en cuenta particularidades.
No tendrán casas, tampoco podrán desde un sistema socioeconómico, sin soluciones para el área privada, lograr pagar trabajando las enormes deudas contraídas, incluso consigo mismos.
La suspensión brusca de la ley de ajuste cubana posee similitudes con los cambios de moneda ocurridos en países en bancarrota, sin previo aviso amanecen los advertidos con bolsas pertinentemente rellenas o el cambio mejor tasado, el resto mucho más pobres.
Una parte de esas familias logró llegar, otra tardó o están en camino. Entre ellos hay personas meritorias, entusiasmadas solo por reencontrarse con sus seres amados, ellos representan el trigo limpio, acompañados muchos por sus hijos que representan las nuevas semillas que proveerán el pan de cada día en un futuro cercano. Esas semillas también trasladan sus sueños de lograr ser quienes decidan y no quienes se les decrete deban ser o imitar. Junto a ellos viajan facinerosos, los que huyen de la responsabilidad de poder vivir honradamente porque se niegan a exigir lo que por naturaleza humana corresponde, salvar debidamente su identidad haciendo cambiar el rumbo de su propio país.
No se deja de ser patriota por vivir fuera del país, como correspondió a Félix Va-rela y más tarde a José Martí, soñando con una patria mejor servida por quienes adquieren la responsabilidad de responder ante ella y no la vileza de vivir de ella. Ni se deja de ser patriota por pensar diferente, si esa diferencia persevera en la intención de que su país pueda vivir más honestamente.
Las épocas cambian y con ellas los trajes, pero la dignidad es exclusiva de los que no esconden historias para evitar complicidades y culpas.
Volverán a la patria algunos héroes anónimos, los que defendieron a una coterránea a riesgo de su vida en una travesía tortuosa y plagada de peligrosos oportunismos. Volverán también los que sin decoro fueron testigos de abusos y vejaciones sin hacer nada por defender al prójimo.
Muchos serán como antes después de meses esperanzados en su objetivo final. Para otros la frustración será insoportable, la ley siempre implicó una estrella en el horizonte para el reencuentro. No resistirán ver pisotear nuevamente sus semillas, prometiendo desde mesas repletas un mundo mejor a quienes no tienen opciones de elegir cómo sería mejor.
Dicen que no habrá discriminados por razones políticas, entonces por qué es necesario mencionarlo.
Las nuevas generaciones decidirán con que trigo hacer su pan, no se horneará más por error la dañina cizaña.
Mateo 13:38 El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo.
13.40 De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo.
nota:
Dijo Jesús: "El Reino del Padre se parece a un hombre que tenía una buena semilla. Vino de noche su enemigo y sembró cizaña entre la buena semilla. Este hombre no consintió que ellos, los jornaleros, arrancasen la cizaña, sino que les dijo: No sea que vayáis a escardar la cizaña y con ella arranquéis el trigo; ya aparecerán las matas de cizaña el día de la siega, entonces se las arrancará y se las quemará".

No comments:

Post a Comment