Tareck El Aissami está acusado de narcotráfico y de brindar soporte a grupos terroristas
Tareck El Aissami está acusado de narcotráfico y de brindar soporte a grupos terroristas
Washington, 13 de febrero, 2017
Estados Unidos impuso este lunes sanciones contra el vicepresidente de Venezuela, Tarek El Aissami, acusándolo de desempeñar un papel importante en el tráfico internacional de drogas.
El Aissami has estado en la mira de la Casa Blanca durante años por sus lazos con el narcotráfico y grupo terroristas de Medio Oriente.
Como parte de las sanciones aplicadas contra su persona, Estados Unidos congela así cualquiera activo que el funcionario chavista pudiese tener en el país y le impide la entrada.
Samark Bello, un hombre de negocios vinculado a El Aissami, también fue sancionado por las autoridades norteamericanas, acusado de haber prestado asistencia o apoyo a las actividades narcotraficantes del vicepresidente venezolano.


El Departamento del Tesoro publicó en su página web que también aplicará sanciones a 13 empresas controladas por López Bello y otros allegados, que supuestamente que conforman una red internacional desplegada por las Islas Vírgenes Británicas, Panamá, el Reino Unido, Estados Unidos y Venezuela.
Las sanciones adoptadas por el gobierno de Trump son las primeras medidas contra funcionarios venezolanos desde que en 2014 su predecesor Barack Obama suspendiera visas y congelara activos pertenecientes a siete funcionarios acusados de perpetrar actos de corrupción y violar derechos humanos.
El presidente venezolano Nicolás Maduro designó a comienzos de año en la vicepresidencia a El Aissami, quien previamente se había desempeñado como ministro de Interior, Justicia y Paz. Días más tarde lo puso al frente de un llamado "comando nacional antigolpe" para enfrentar supuestos
 planes desestabilizadores.
.Tareck El Aissami fue designado vicepresidente por Nicolás Maduro

Tareck El Aissami fue designado vicepresidente por Nicolás Maduro
Las autoridades estadounidenses han tenido a El Aissami en la mira desde hace una década, cuando docenas de pasaportes venezolanos falsos fueron a dar a presuntos miembros del grupo terrorista libanés Hezbollah.
Además, un prominente narcotraficante venezolano dijo en 2011 que lo había sobornado a través de su hermano para que no impidiera el tráfico de cuantiosos cargamentos de cocaína.
Washington anunció las medidas después de que un grupo bipartidista de 34 legisladores pidiera la semana pasada a Trump que sancione a funcionarios venezolanos acusados de corrupción y violación de derechos humanos, incluyendo aquellos que se benefician de la aguda escasez de alimentos que padecen los venezolanos.
INFOBAE