El presidente Donald Trump afirmó hoy que 122 "violentos" ex-presos de la cárcel de Guantánamo liberados por el Gobierno de su predecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, "han vuelto al campo de batalla".
Según Trump, esas liberaciones son "solamente otra terrible decisión" de las tomadas por el Gobierno del ex presidente Obama.
El presidente no citó en su tuit de dónde provienen los datos, pero en septiembre pasado la Oficina del Director Nacional de Inteligencia (ODNI) publicó un informe que aseguraba que 122 ex reos de la cárcel situada en la Base Naval de Guantánamo (Cuba) se habían reintegrado a grupos armados. De acuerdo con ese informe, 113 de esos 122 fueron liberados no por orden de Obama, sino durante el Gobierno del expresidente George W. Bush.
Precisamente este lunes el Pentágono aseguró que tiene confirmación de que en un bombardeo del pasado jueves en Yemen acabó con la vida de un ex-preso de Guantánamo transferido a ese país en 2009.
Obama culminó en enero pasado sus ocho años de mandato sin haber podido cerrar la prisión de Guantánamo, algo que prometió hacer nada más llegar a la Casa Blanca en 2009. Bajo el mandato de Obama un total de 196 detenidos de Guantánamo fueron transferidos a terceros países, con lo que a día de hoy únicamente quedan en esa cárcel 41 presos.
Por su parte, Trump se ha mostrado contrario a las liberaciones de presos de Guantánamo, donde los detenidos que quedan son "extremadamente peligrosos", a su juicio, y "no se les debe permitir volver al campo de batalla". Además, Trump ha prometido mantener y ampliar esa cárcel, y llenarla de "tipos malos".
La cárcel de Guantánamo llegó a albergar a unos 800 presos poco después de su apertura, ordenada por el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.
El republicano, además, afirmó en su rai tuitero que Rusia "arrolló" a su predecesordurante sus ocho años de mandato y se hizo "más y más fuerte", se anexionó Crimea y adquirió más misiles.
"Durante ocho años Rusia 'arrolló' al presidente Obama, se hizo más y más fuerte, tomó Crimea y añadió misiles. ¡Débil!", comentó Trump en su cuenta personal de Twitter. Al final de su mensaje, el presidente incluyó la cuenta de Twitter del programa matutino "Fox & Friends", de la cadena conservadora Fox y que él ve con frecuencia.
Las críticas de Trump a Obama por haber sido, a su juicio, "débil" con Rusia durante su mandato (2009-2017) se producen mientras varios miembros del Gobierno del magnate están siendo cuestionados por sus contactos con funcionarios rusos.
Haber mentido sobre sus contactos con el embajador ruso en Washington, Sergéi Kislyak, le costó el puesto al ex asesor de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn. El fiscal general, Jeff Sessions, también se reunió en varias ocasiones con Kislyak cuando era senador y asesor de la campaña de Trump, y ocultó esos contactos durante su proceso de confirmación en el Senado. Ante las críticas suscitadas, Sessions anunció que se apartará de la investigación de su departamento, el de Justicia, sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones para dañar con ataques cibernéticos a la entonces candidata demócrata Hillary Clinton y favorecer a su rival, el ahora presidente republicano Trump.
El ex presidente Obama está siendo el mayor blanco de los últimos ataques de Trump, quien ha acusado a su predecesor de haber ordenado grabar sus comunicaciones durante la campaña electoral del año pasado.