Wednesday, April 12, 2017

EL REGRESO DE LA PANTERA ROJA

Nicolás Maduro fue repudiado por una multitud enardecida que arrojó piedras, papeles y todo lo que tenía a mano al paso de la caravana en Ciudad Guayana, estado Bolivar, al sur del país.
La expresión de Maduro dejó entrever que lo golpearon en la cabeza


La expresión de Maduro dejó entrever que lo golpearon en la cabeza
  Foto Correo del Caroní 
Angélica Mora
Apuntes de un Periodista
Nueva York
 Nicolás Maduro fue repudiado por una multitud enardecida que arrojó piedras, papeles y todo lo que tenía a mano al paso de la caravana en Ciudad Guayana, estado Bolívar.
 Era el primer acto público del mandatario, luego de su regreso de Cuba y su primera comparecencia ante el pueblo, posterior a los violentos actos de represión de las fuerzas armadas, que han costado la vida a dos jóvenes.
 Maduro, satifecho con el apoyo recibido en La Habana por los miembros de la ALBA, en un gesto de suprema soberbia creyó que los venezolanos le iban también rendir pleitesía, en el acto conmemoratvo de los 200 años de la batalla de San Félix. Pero a su paso y luego en la tribuna lo que recibió fue el repudio del pueblo.
 Como siempre, el acto era televisado por cadena nacional, para demostrar al resto del país su dominio físico de las masas. En el acto, Maduro acompañado por el gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, develó la estatua de Manuel Carlos Piar, protagonista de la Batalla de Chirica.
Luego, desde la tarima, presenció el desfile militar.
A la salida, la rabia de Venezuela le estalló en la cara. Literalmente, contra él llovieron objetos que muchos identificaron como huevos podridos, papeles, botellas, piedras y hasta cáscaras de plátano. De nada sirvieron los anillos de seguridad, conformados muchos de ellos por cubanos, enviados para protegerlo. Lo cierto fue que los guardaespaldas se abalanzaron sobre él para protegerlo y la cadena de radio y televisión fue brucamente interumpida.
Los gritos eran ".y va a caer... y va a caer... este gobierno va a caer” coreados por la multitud. La Guardia Nacional Bolivariana detuvo a cinco jovenes de entre cientos, Jesús Enrique Manrique Valdez, Christian Rafael Villamizar Echeverría y Brayan José Ramírez Fuentes de 18, 19 y 20 años. También a dos menores de edad: uno de 15 y otro de 17.
 La versión oficial detalla que el acto finalizó a “las 18:40 horas, con la novedad que al momento de retirarse, sujetos desconocidos comenzaron a lanzar objetos contundentes en contra del vehículo en el cual se desplazaba el ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela”.
 Los familiares de los detenidos se suman a los miles que hoy esperan por la liberación de los suyos, detenidos muchos desde que se iniciaron las protestas en febrero de 2014.
 Los habitantes del Estado Bolivar tuvieron numerosas razones para protestar: 1.-Ciudad Guayana, de acuerdo con el último informe del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal, es la urbe más Violenta del Mundo, 2.- Falta comida y agua. 3.-Saqueos y muerte. 4.- Gente pidiendo limosnas debido al hambre, durante el mismo acto oficial. 5.- Un enorme plástico negro que trató de tapar un reducto indígena de 25 familias, que invadió un sitio por donde iba a pasar la caravana. 6.- Solidaridad con el resto del país, especialmente Tachira y Caracas que sufren la violenta represión en las manifestaciones contra el gobierno de Maduro 7.Deseos de libertad.
La rebelión de San Félix demostró la ira del pueblo y marca el regreso de la Pantera Roja con frescos consejos desde la Habana para seguir aplastando a los venezolanos. -


No comments:

Post a Comment