Wednesday, May 24, 2017

EL PRESIDENTE DONALD TRUMP CONTINUARÁ EL PLAN DE OBAMA PARA PRIVATIZAR RADIO Y TV MARTI



El presidente estadounidense, Donald Trump. (EL UNIVERSO)
DDC | Madrid | 24 de Mayo de 2017 
El primer presupuesto del presidente estadounidense, Donald Trump, prevé la eliminación de la Oficina de Transmisiones hacia Cuba (OCB), la creación de una nueva organización privada y su fusión con el servicio en español de la Voz de los Estados Unidos de América (VOA).
En un capítulo sobre los cambios en el programa de transmisiones federales, Washington propone que la Broadcasting Board of Governors (BBG) "desarrolle un plan para crear un nuevo servicio en español 'grantee' [entidad no federal, administrada por privados, que recibe fondos del Gobierno], enfocado en Cuba y fusionada con el servicio en español de la VOA", según un documento publicado por la propia BBG.
La justificación del presupuesto añade que la nueva organización llevaría a cabo las funciones de la actual OCB (Radio y TV Martí) e incorporaría el servicio de idioma español para Latinoamérica de la VOA, "si la fusión es aprobada" por el Congreso.
Fuentes consultadas estimaron que el plan de Trump daría continuidad a los esfuerzos de su antecesor, Barack Obama, para "desfederalizar" Radio y TV Martí, una propuesta ya rechazada por el Congreso de Estados Unidos en 2016. Las mismas fuentes se mostraron preocupadas ante la posibilidad de que la entidad privada resultante desarrolle una línea editorial cercana al régimen de Raúl Castro.
El mismo martes, el representante Carlos Curbelo (R-FL) cuestionó la reducción de los "fondos públicos para la radiodifusión", sin citar a Cuba ni a la OCB, y dijo que, en este sentido, la Administración "abandona los avances en programas que gozan de apoyo bipartidista".
La divulgación del primer presupuesto de Trump, la víspera, causó confusión en la comunidad cubanoamericana. La propuesta de Washington incluye un sustancial recorte a la ayuda exterior a Latinoamérica, con reducciones a la asistencia proporcionada a todos los países del continente, entre ellos Cuba.
El presupuesto, que debe ser aprobado por el Congreso y podría sufrir cambios, elimina las partidas dedicadas a Cuba, país que en el año fiscal 2016 recibió 20 millones de dólares.
Por su parte, el congresista cubanoamericano Mario Díaz-Balart (R-FL) dijo, sin mencionar la eliminación de las partidas para la Isla, que revisará "cuidadosamente" la solitud presupuestaria del presidente.
"La Constitución es clara en que las decisiones de financiación están, en última instancia, en manos del Congreso", indicó el legislador.

No comments:

Post a Comment