Wednesday, May 3, 2017

GRAVEMENTE ENFERMO Y SIN ATENCIÓN MÉDICA EL PRESO POLÍTICO ERNESTO BORGES PÉREZ

Padre clama por tratamiento a su hijo que está desde hace 19 años encarcelado

 
Angélica Mora
La Habana, 4 de mayo, 2017
Raúl Borges Alvarez informa que su hijo Ernesto Borges Pérez se encuentra desde hace casi un mes aquejado por una fuerte gripe que le provoca mucha tos y espectoraciones. Hasta el momento no lo ha atendido ningún médico en la prisión Combinado del Este donde se encuentra recluido.
Ernesto Borges lleva  19 años encarcelado cumpliendo una sentencia de 30 años, de a cual ha cumplido más de la mitad.
 Borges Pérez, ex capitán de la Dirección General de Contrainteligencia, es un prisionero político   arrestado y condenado por supuestas acciones de contraespionaje, según la causa #2, de 1999.
Borges Pérez, tenía 32 años cuando se convirtió en analista y abogado del departamento 1 de la contrainteligencia cubana. El 17 de julio de 1998, fue arrestado por la Seguridad del Estado acusado de espionaje, tal como sucedió con el caso de Sarraf Truijillo.
Raúl Borges, el padre de Ernesto, indica que su hijo pide libertad condicional, extrapenal o indulto, porque ya está pasado en 4 años el tercio de su sanción. Ha estado en celdas de castigo durante 10 años y hoy está recluido en el Combinado del Este en compañía de reos comunes.
Ernesto Borges presenta un cuadro clínico de enfisema pulmonar, dermatitis, faringitis, gastritis, dolores en el pecho, asma crónica, problemas prostáticos y de colon, además de afecciones en dos vertebras de la columna. Ahora está afectado por un fuerte resfrío,sin tratamiento médico, agravado por la humedad de la celda donde está recluido.
También ha sido devastador el desgaste del padre en su lucha por lograr la libertad de Ernesto.  Raúl  Borges fue operado del corazón  en Madrid,  pero regresó a Cuba, ya que nada lo puede detener en su campaña por lograr la libertad de su hijo. Por eso, semana a semana está junto a las Damas de Blanco pidiendo por su ser querido y otros presos políticos.
Pero esta presencia es objeto de un terrible hostigamiento por parte de las autoridades cubanas: “Los esbirros me golpean el pecho porque saben mi historial médico”, dice Raúl Borges.
Explica que está sometido a una enorme represión por parte de la Seguridad del Estado:
“Tengo a seis oficiales constantemente custodiando mi casa en el Vedado, en una vigilia que se inicia los viernes y se acrecienta los sábados y domingos, para no permitir que me  sume a los integrantes de la campaña “TodosMarchamos”.

No comments:

Post a Comment