Thursday, June 29, 2017

MADURECES A LA CUBANA

¡Agarra las cotufas!..
Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York.
A la película "El piloto y el Helicóptero" exhibida el martes en Venezuela, solo le faltó las cotufas   de maíz.
El montaje tuvo todas las características de una mala película de la producción "Cubazuela", que tuvo como propósito redoblar la enorme represión contra el pueblo venezolano, impedir nuevas manifestaciones y echarle la culpa de todo al Imperio.
La mira de Maduro estuvo centrada en el Presidente Donald Trump y se vió a las claras la peluda mano de la Habana en todo el asunto.
El binomio Raúl Castro-Nicolás Maduro se ha visto asediado por las disposiciones de Trump para Cuba y Venezuela; y no hay que analizar muy a fondo para ver las costuras de la burda trama, para la que se contrató a un genuino artista -Oscar Pérez desaparecido de la escena-, para crear todo  el espectáculo.
Salta a la vista que quedaron cabos sueltos, ya que se trató de unos pocos petardos, disparados para llamar la atención, pero sin la intención de crear "una Revolución en la Revolución".
Desde Venezuela no hay contactos que digan que la operación fue genuina. Por el contrario, la comparan a las aventuras de Wile E. Coyote, de las comiquitas.
Carlos Portillo desde Caracas enfatiza que Maduro intentó una especie de autogolpe, estilo Erdogan en Turquía, pero todo resultó un desastre. 
Señala: Nunca segundas partes fueron buenas, pero malas copias fueron peores. El "autogolpe" estilo Erdogan se cayó, producto de la desesperación
Portillo dice que no quedó del todo clara la participación de CICPC, pero, al parecer, a diferencia de Turquía, Maduro no contó con militares para su montaje.  
La verdad que un "golpe" practicado por 4 o 5 policías de investigación, aun con "disparos" a TSJ, es poco digerible en el mundo
 Los disparos desde el helicóptero fueron el "aderezo" buscando "credibilidad" y el cartel "350 Ya", fue la propaganda para venderlo.
Portillo indica que fallaron varias cosas: A) La posición adelantada de Maduro; B) No haber tenido éxito la siembra de armas y toma de AN; C) Solo CICPC...
Poner a Ernesto Villegas a declarar un "golpe de estado militar", fue un error garrafal, dada la carencia de credibilidad del personaje.
Declarar la existencia de un "golpe de estado militar", sin presencia ni acción de "golpistas militares" es vacuo y carente de contenido.
Por otra parte, la amenaza de Maduro, tomada aisladamente, parecía una declaración de guerra, pero unida a los hechos, forma parte del complot...
Inmediato a la declaración de Maduro ocurre el segundo error, intentar sembrar armas en la Asamblea Nacional, AN, a cargo de Jorge Rodríguez.
Los venezolanos señalan que todo el asunto fue demasiado "chimbo" (¿De cuándo acá "material electoral" para AN?... Innegablemente que a alguien se le volaron los tapones).
En conclusión señala Portillo, en política el orden de los factores sí altera el producto: la idea era que Maduro, estilo Erdogan, amaneciera con "pruebas" en mano con un arsenal oculto en el Parlamento. Pero no lograron colocar las armas a tiempo.
Además, otro elemento fallido fue la falta de militares; el único desplazamiento de tanques lo hizo el régimen y solo para apostarlos en barrios
A diferencia de Turquía, no se lanzó nadie a la calle a "defender el régimen", no obstante los llamados y amenazas. Intentaron crear una atmósfera "épica" que no apareció y un "apoyo popular", que ni con amenazas de colectivos se hizo presente...
Otro tremendo error fue la declaración de Maduro, que no debió ser la primera, sino la última, si acaso cerca de medianoche, pero no al mediodía con cadena obligatoria con un "tranquilazo" en medio de un supuesto "golpe militar".
Y ni siquiera Freddy Bernal, jefe nacional de Control de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) y miembro de la nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) en Miraflores, pudo agregar algo de credibilidad a la escena. Apareció demasiado temprano.
En fin , las instrucciones  desde La Habana fueron buenas, pero la puesta en escena por Maduro un total fracaso.
Quizás en la segunda parte venezolana, como en El Padrino, puedan tener más suerte.

No comments:

Post a Comment