Monday, May 14, 2018

CORRUPCION EN LAS ADUANAS CUBANAS

ICLEP-EL ESPIRITUANO: Aduaneros "chupacabras".

Por: Deysi Martínez Jiménez. Periodista Ciudadana
Las difíciles condiciones socioeconómicas que enfrentan la gran mayoría de los cubanos los obliga irremediablemente a sacar un pasaporte y viajar fuera de Cuba, con la idea de emigrar definitivamente o convertirse en las populares “mulas” para ingresar mercancías desde cualquier país antillano, pretendiendo así que podrán superar la realidad que les agobia. Por tales motivos desde cualquier lugar de la isla miles de paisanos se aglomeran desesperados en los aeropuertos, para encaminar un viaje en busca de la fortuna.
Burlando los riesgos que implica llegar a una tierra extraña, donde no se conoce a nadie, realizan compras a los comerciantes locales y las trasladan a Cuba, para entregarla a sus dueños o venderlas para incrementar un poco la economía personal o familiar.
Estos son en su mayoría aquellos cubanos a quienes no les ha tocado la suerte de contar con un familiar residente en el exterior, y por tanto tienen que recurrir a la venta de sus casas y bienes más preciados, para reunir el dinero necesario y así comenzar ¨sus viajes de comerciantes ¨.
Después de tanto sacrificio personal, estos cubanos luchadores tienen que enfrentar la parte más difícil y frustrante de la travesía: pasar por los servicios de aduana de los aeropuertos cubanos , donde una plaga incontrolable de funcionarios, le obligan a pagar un dinero de más para ¨pasar sin problemas¨ o le despojan de gran parte de los productos adquiridos en estos países vecinos, de los cuales jamás tendrán noticias, pues entrarán a las arcas personales de esta especie de depredadores del sudor ajeno.
Es bien triste esta realidad, que en tu propia tierra te quiten lo que en el extranjero, a la hora abordar al avión te dejan transportar, no se entiende tales abusos, prácticamente es una de las tantas humillaciones que padecemos los cubanos. Una vez más las cabras esperan a que el viejo espíritu del mítico chupa cabras nos extraiga la sangre, ese engendro dañino que para estos tiempos se nombran aduaneros.

No comments:

Post a Comment