Wednesday, June 20, 2018

VENEZUELA O LA EXTINCIÓN DE UN PUEBLO


 
 
Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York
Ni en las peores pesadillas los venezolanos soñaron la situación que viven en estos momentos, de hambre, enfermedades, violencia y separaciones.
Los que la han conducido a esta horrenda crisis, engordan y se felicitan por lo bien que les está yendo.

Muerte, pestes, enfermedades y hambre: los Cuatro jinetes de la Apocalipsis juntos, galopan a su regalado gusto por toda Venezuela.
Los días de prosperidad quedaron atrás, como un viejo recuerdo de tiempos pasados que nadie creyó que desaparecerían con la llegada del Hugo el Exterminador y con la actual Era de Nicolás el Atila, brutal e ignorante, pero terriblemente efectivo.

La maldición del petróleo, que Juan Pablo Pérez Alfonso -exministro de minas e hidrocarburos- llamaba "el excremento del Diablo", sigue pesando sobre la nación.
La Habana sigue usufructando de lo que va quedando de la riqueza de Venezuela y estará con la mano extendida hasta que salga la última gota de Petróleos de Venezuela, PDVSA, actualmente quebrada, pero todavía enviando la cuota a los Amos de Cuba.

Las muertes se siguen sumando en la Patria del Libertador y la desesperanza es el único plato que tiene frente  la mayoría de los venezolanos.
Los que pueden escapan, conformando el cuarto grupo que  lidera la lista de peticiones de asilo en 2017.

La no intervención en los asuntos internos de los países pesa como una tremenda lápida sobre el pueblo, que reza, para que algo pase y los saque del marasmo en que se encuentra.

No comments:

Post a Comment