Monday, July 16, 2018

EL CAOS EN NICARAGUA Y VENEZUELA

Impotencia: América Latina no responde

El caso de Nicaragua no es único. Venezuela vive también bajo una dictadura implacable que no retrocede ante nada, una tiranía que ha llevado al país a la hiperinflación, el hambre y la miseria


Impotencia: América Latina no responde (Twitter)
Nicaragua vive hoy una tragedia. Daniel Ortega y su esposa se resisten por todos los medios a abandonar el gobierno, ante protestas y manifestaciones de repudio que son brutalmente reprimidas por la policía y por los grupos paramilitares que ellos han organizado desde el poder.
Trescientos muertos y varios miles de heridos ha dejado ya una represión despiadada que nada respeta, que arremete contra la Iglesia y contra los estudiantes, que espera que la gente retroceda y se someta ante su altanero y discrecional ejercicio del poder.
Y el caso de Nicaragua no es único. Venezuela vive también bajo una dictadura implacable que no retrocede ante nada, una tiranía que ha llevado al país a la hiperinflación, el hambre y la miseria. En este caso el drama no es ya solo político: se ha convertido desde hace meses en una tragedia humanitaria. No está de más recordar que Cuba languidece desde hace décadas soportando el totalitarismo comunista, mientras que Hugo Morales, en Bolivia, aspira a seguir el camino de estos sórdidos ejemplos.
Ante esta brutal realidad no parece haber una respuesta contundente, eficaz, que tenga la posibilidad de revertir la situación. Ni en el medio interno ni en el internacional, afloran acciones capaces de acabar con regímenes que se han consolidado en el poder y no respetan las mínimas normas de la convivencia civilizada.
La oposición en Venezuela –aparte de algunas figuras aisladas- ha dejado prácticamente de existir. En Nicaragua la situación es diferente, pero se carece también allí de un liderazgo bien estructurado y la población corre el riesgo de desgastarse en protestas y manifestaciones que no obtengan el resultado concreto que buscan, que no es otro que la terminación de la dictadura.

No comments:

Post a Comment