Friday, August 31, 2018

MUJERES Y NIÑOS EMIGRANTES DE VENEZUELA, EXPUESTOS .MADURO LLAMA DE VUELTA A LOS MIGRANTES

Los migrantes venezolanos esperan en el Centro Binacional de Servicios Fronterizos
 de Perú, en la frontera con Ecuador, en Tumbes, Perú, 
el 25 de agosto de 2018. REUTERS / Douglas Juarez

Las mujeres y niños migrantes que huyen del derrumbe económico de Venezuela enfrentan un mayor riesgo de sufrir explotación sexual y trata de personas en sus viajes por Sudamérica en busca de refugio, según expertos y agencias de ayuda.
Más de 1,6 millones de venezolanos han abandonado la nación petrolera desde 2015 en busca de una mejor vida en la vecina Colombia y en toda la región, en una de las mayores migraciones masivas de la historia de América Latina, según Naciones Unidas.
Miles de familias migrantes empobrecidas cruzan la porosa frontera hacia Colombia todos los días.
Expertos dicen que, desesperados por conseguir empleos para enviar dinero a sus hogares a fin de alimentar a sus familias, los migrantes son presas fáciles y vulnerables de la explotación de los traficantes de personas.
Un informe emitido esta semana por el centro de estudios Fundación Ideas para la Paz (FIP), con sede en Bogotá, aseguró que el tráfico sexual de migrantes venezolanos está particularmente extendido a lo largo de la frontera norte de Colombia, donde operan bandas criminales y grupos guerrilleros.
“En las áreas fronterizas, el Estado colombiano tiene muy poco control”, dijo a la Fundación Thomson Reuters Juan Carlos Garzón, director de la FIP. “Es muy difícil para los migrantes venezolanos porque se topan con importantes grupos ilegales que aprovechan su vulnerabilidad. Hemos escuchado varios testimonios de explotación sexual y tráfico de mujeres”, añadió.
Omar Ochoa, funcionario de derechos humanos del Gobierno local en la ciudad colombiana de Bucaramanga, dijo a medios esta semana que le preocupaban las denuncias de niñas obligadas a prostituirse mientras viajaban 200 kilómetros a pie y en autobús hasta la frontera colombiana.
Obligados a mendigar
Niños migrantes están siendo traficados para mendigar en Colombia, según la organización benéfica Terre des Hommes, que este mes encuestó a más de 900 personas, en su mayoría inmigrantes venezolanos, a lo largo de la frontera.
“Las personas que entrevistamos nos han estado diciendo que los niños venezolanos están siendo alquilados para mendigar en las calles, en los semáforos y como trabajadores domésticos”, dijo Marion Prats, especialista en protección infantil en Terre des Hommes, con sede en Suiza.
“A muchas madres… les preocupa que sus hijas acepten ofertas de trabajo y se vean atrapadas en la prostitución”, añadió.
La agencia colombiana de protección para la infancia (ICBF) identificó a 350 niños venezolanos que fueron víctimas de trabajo infantil en Colombia de marzo a junio de este año.
Unas reglas de ingreso más estrictas para los venezolanos presentadas por Perú y Ecuador este mes aumentan el riesgo de tráfico, según el Consejo Noruego para Refugiados y la ONU.
“De especial preocupación son las personas más vulnerables… que intentan reunirse con sus familias y los niños separados de sus familias o que no están acompañados”, dijo Olga Sarrado, portavoz de la Agencia de los Refugiados de la ONU (ACNUR).
No hay cifras que muestren cuántos inmigrantes se convierten en víctimas de la explotación sexual y laboral.
A nivel mundial, se cree que unas 25 millones de personas son víctimas del tráfico laboral o sexual, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo y otras agrupaciones.
Los operativos policiales en burdeles por parte de las autoridades colombianas han expuesto el problema.
En julio, la policía descubrió una red de tráfico sexual en la ciudad turística colombiana de Cartagena, arrestando a 18 personas acusadas de reclutar y vender a más de 250 mujeres y adolescentes al comercio sexual. Las víctimas incluían mujeres venezolanas.
Por Anastasia Moloney/Reuters  BOGOTÁ (Fundación Thomson Reuters) 

Maduro dice a los emigrados venezolanos que dejen de limpiar baños y regresen a 'vivir la patria'

Venezolanos cruzan la frontera con Brasil. (EFE)
El presidente de Venezuela Nicolás Maduro denunció una presunta campaña "de odio" contra sus connacionales que han emigrado hacia Colombia y Perú, en una jornada en la que estos países, así como Brasil, fortalecieron medidas para atender el éxodo de venezolanos dentro de sus fronteras.Según el gobernante, la "oligarquía bogotana" mantiene una "campaña antivenezolana de odio", al tiempo que puso en duda las cifras sobre el desplazamiento de venezolanos hacia Colombia, que esta nación calcula en al menos 1.000.000 de personas, reportó EFE.
"Les digo a todos los (venezolanos) que quieran regresar del esclavismo económico, de la persecución y del desprecio al que son sometidos luego de que los invitaron a irse a otros países, a esos venezolanos y venezolanas, les digo dejen de lavar pocetas (inodoros) en el exterior y vengan a vivir la patria", arengó.
Maduro ofreció estas declaraciones al recordar, en un acto de trabajo transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, que su Gobierno adelanta un plan para apoyar a los venezolanos que hayan emigrado en los últimos años y deseen regresar a su país.
"En todos los campos de la vida Venezuela es un país de oportunidades", dijo.
En tal sentido, señaló que 89 venezolanos fueron apoyados el martes para regresar desde Perú, una información que ya había ofrecido la Cancillería del país caribeño.
El mandatario indicó que estos venezolanos "llegaron a la embajada en Lima desesperados", puesto que se toparon en Perú, aseguró, con "racismo, desprecio, persecución económica (y) esclavismo". Además del millón de venezolanos que residen en Colombia, en Perú lo hacen otros 400.000, lo que convierte a estos países en los que mayor número de venezolanos han recibido tras profundizarse la crisis económica y política en el nación petrolera.
Aunque el Gobierno de Maduro no ha ofrecido números oficiales sobre el desplazamiento de sus nacionales, estimaciones independientes cifran en al menos 4.000.000 a los venezolanos que salieron del país en los últimos años.
La ONU, por su parte, aseguró que son cerca de 2.300.000 los venezolanos que han huido de su país como consecuencia de la crisis, al tiempo que alertó de la falta de alimentos y de medicinas que sufre la población.
Brasil estudia restringir la entrada de inmigrantes venezolanos
Por su parte, el presidente de Brasil, Michel Temer, afirmó este miércoles que su Gobierno estudia restringir la entrada de emigrantes venezolanos por la frontera entre ambos países para poder mejorar la atención que ofrece a los refugiados, informó otro despacho de EFE.
El jefe de Estado explicó en una entrevista a la Radio Jornal que el alto número de venezolanos que entra en Roraima, estado brasileño en la frontera con Venezuela, ha sobrecargado los servicios en esa región, una de las más pobres de Brasil, y que sería necesario reducir el flujo para poder mejorar la atención.
"Otra medida que tal vez tenga que ser adoptada y de la que conversamos ayer es en la posibilidad de distribuir turnos para que entren por día unas 100, 150 o 200 personas y organizar un poco más esas entradas", afirmó.
"Actualmente entran entre 700 y 800 venezolanos por día y eso está creando problemas en la vacunación, en la organización", justificó el mandatario.
Pese a admitir que puede limitar la entrada de los inmigrantes venezolanos, Temer había defendido hasta ahora enfáticamente la apertura de la frontera para que Brasil recibiera a los venezolanos que huyen de la crisis económica, política y social en su país.
La posible restricción fue anunciada un día después de que el presidente autorizara el envío del Ejército a la frontera para ayudar a la Policía a controlar la seguridad pública en la región, que también se ha visto afectada por el creciente flujo de emigrantes.
Las Fuerzas Armadas brasileñas ya estaban presentes en Roraima como coordinadoras de la "Operación Acogida", de carácter humanitario y que atiende a los venezolanos que piden residencia o refugio en Brasil, pero ahora fueron autorizadas a participar también en operaciones de control del orden público.
El decreto, que estará vigente desde este miércoles 29 de agosto hasta el próximo 12 de septiembre y puede ser prorrogado en caso de necesidad, busca ofrecer seguridad tanto a los brasileños como a los inmigrantes venezolanos.
En su entrevista de este miércoles, Temer admitió que decidió autorizar la movilización de los militares por las tensiones que han surgido en Roraima por el alto número de refugiados que ha ingresado en Brasil y permanece en ese estado, uno de los menos poblados de Brasil.
Hace dos semanas se registraron incidentes violentos en Pacaraima, la única ciudad fronteriza de Brasil con Venezuela y donde vecinos de esa pequeña localidad atacaron campamentos de venezolanos y quemaron objetos personales de estos.
Esas protestas hicieron que al menos 1.200 venezolanos decidieran regresar a su país y que el Gobierno brasileño reforzarse las medidas humanitarias que ya viene poniendo en marcha.
"Decidimos enviar a las Fuerzas Armadas a las franjas de frontera que abarcan las ciudades de Boa Vista y Pacaraima precisamente por los (últimos) acontecimientos. Las cosas estaban caminando por un ritmo desagradable en la relación del pueblo venezolano y el pueblo brasileño", dijo Temer en la entrevista.
La distribución de turnos para restringir la entrada de venezolanos en Brasil fue sugerida por el senador Romero Jucá, un importante aliado y correligionario de Temer que buscará la reelección en octubre próximo pero al que los sondeos no le dan muchas esperanzas de victoria.
Jucá, que esta semana renunció a ser portavoz del Gobierno en el Senado por sus divergencias con la política de Temer hacia la emigración venezolana, está en los sondeos detrás de dos candidatos al Senado que defienden el cierre de la frontera.
Temer afirmó que el éxodo de venezolanos podría ser reducido si su presidente, Nicolás Maduro, aceptara la ayuda humanitaria ofrecida por Brasil.
Según el presidente, Brasil ofreció hace más de un año alimentos y medicinas para distribuir a la población venezolana y detener el éxodo, pero el Gobierno de Maduro los rechazó.
"El Gobierno rechaza y los venezolanos vienen hacia aquí. Claro que nuestra política es la de acoger a los que entran al país. No solo nuestra política, sino lo establecido en los tratados internacionales. Pero lo ideal es que ellos reciban la ayuda humanitaria para que puedan permanecer en su país", dijo.

No comments:

Post a Comment